lunes, 28 de octubre de 2013

Esan: La reducción del canon y el desarrollo de infraestructura


En la actual coyuntura, donde se ha anunciado una reducción en las expectativas de crecimiento de la economía para el año 2014, se hace necesario buscar estrategias que permitan optimizar el uso de recursos y que no se frene la ejecución de proyectos de infraestructura.

Como sabemos, es rol del Estado dar las facilidades de infraestructura que requieren las empresas para incrementar su productividad y seguir contribuyendo al crecimiento del país.

Frente a la previsión de menores recursos, es necesario que los gobiernos regionales y locales busquen alternativas de ejecución de obras de infraestructura, a través de pagos diferidos. Por ejemplo, en vez de que un gobierno regional ejecute una carretera bajo la modalidad de obra pública, donde se debe pagar al contado, podría ejecutar la misma infraestructura bajo la modalidad de Asociación Público-Privada (APP).

Bajo este mecanismo, la empresa privada podría financiar la ejecución de las obras (total o parcialmente), y el Estado le podría reembolsar dichas inversiones a lo largo del tiempo, una vez que las obras se hayan concluido, con el adicional que la empresa privada se encargaría de la operación y el mantenimiento de dicha infraestructura y asegurando, así, la continuidad del servicio a largo plazo.

sumillas_albujar_inversiones_canon.jpgCon ello, la presión financiera de los gobiernos regionales o locales no se concentraría en el período de ejecución de las obras, donde se prevén menores recursos por reducción del canon, sino que obedecería a una planificación adecuada de asignación de recursos que se pagarían en cuotas diferidas en el futuro.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) debería jugar un rol importante en esta planificación, ya que las empresas privadas que deseen ejecutar estos proyectos de infraestructura requerirán del compromiso del MEF para garantizar el repago de las inversiones.

Por tanto, no se trata aquí de resignarnos a reducir las inversiones en infraestructura, tomando como pretexto la reducción del canon minero.  Existen alternativas como la planteada que se vienen utilizando en proyectos de gran envergadura promovidos por el gobierno central, que bien pueden ser replicados en los gobiernos regionales y locales.  No debemos olvidar que la inversión no puede parar, porque eso sí podría hacer que entremos en recesión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario