miércoles, 16 de octubre de 2013

Puno: Mineros de Ananea convierten al Ramis en un río de relaves


Desde el aire se observa cómo el río Ramis se abre paso entre montañas hasta su desembocadura en el lago Titicaca. Pasa por campos agrestes y áridos, pero lo que más llama la atención es el color de sus aguas: un café oscuro que demuestra el daño infligido a la cuenca.

Sus aguas deberían ser cristalinas porque sus orígenes están en el deshielo de los nevados y micro cuenca de la Cordillera Oriental. Así eran antes de que la minería ilegal se instale en la zona.

Ahora la turbidez de la cuenca se debe a la carga de relaves mineros del distrito de Ananea, provincia de San Antonio de Putina.

El desolador panorama lo observamos desde el helicóptero del Ejército, que hizo un sobrevuelo por la zona el lunes bajo las órdenes del director general de la Policía Nacional, Jorge Flores Goicochea. Lo acompañaron otros oficiales.

Más de cinco mil mineros extraen oro con maquinaria pesada. No son artesanos, sino mineros de mediano nivel. Para amalgamar el oro usan mercurio y cianuro. Ambos químicos han destruido por completo la flora y fauna del Ramis.

El monitoreo aéreo fue ordenado por el Alto Comisionado en Asuntos de Formalización e Interdicción de la Minería y Remediación Ambiental, a cargo del general EP (r) Daniel Urresti Elera.

"De todas maneras debemos neutralizar el desarrollo de la minería ilegal y no se le dará oportunidad para que se reactive", indicó Urresti.

BASE POLICIAL

A decir de Flores Goicochea, el vuelo les permitió tener un mejor panorama sobre cuál es la realidad del río Ramis y planificar la ruta para ponerle un alto a la minería ilegal en el marco de las acciones de interdicción que anunció el presidente del Consejo de Ministros, Juan Jiménez Mayor.

Reveló que se instalará una base policial con 600 hombres en Ananea.

Éstos, de manera permanente, evitarán que los mineros continúen explotando oro con maquinaria pesada que no corresponde a su condición de mineros artesanales.

CLAVE

Según la Dirección Regional de Agricultura de Puno, la contaminación del Ramis ha provocado la desaparición de la agricultura en varios poblados que se encuentran en sus márgenes. En las localidades más afectadas, desde hace diez años no se siembra nada porque los campesinos no tienen agua limpia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario