martes, 15 de octubre de 2013

Rodríguez denuncia que minería ilegal en Puno evade S/. 300 millones


El presidente regional de Puno, Mauricio Rodríguez Rodríguez, estima que Puno pierde anualmente S/. 300 millones por la evasión de impuestos: es lo que no paga la minería ilegal de la zona norte por la explotación del oro.

"La tercera parte de la producción minera en Puno deja de ingresar a las arcas de las municipalidades (como canon minero) a causa de este tipo de minería ilegal. Con esos recursos se puede financiar obras en favor de los productores del sector agrario", dijo Rodríguez a la agencia Andina.

La máxima autoridad regional apoyó la decisión del Gobierno central de poner orden a la actividad minera y continuar con las acciones de interdicción dirigidas a frenar la contaminación de los ríos Ramis, Suches e Inambari.

“Estos mineros ilegales utilizan grandes maquinarias y no son lo que dicen ser, mineros artesanales. Pasan de mediana a gran minería y generan un gran desastre ecológico”, manifestó el titular de la Región.


ARMAN PROTESTA

Frente a esta situación, los representantes de los afectados por la minería informal de la cuenca del río Ramis, con anticipación programaron una paralización de 48 horas para mañana y el jueves, pidiendo al gobierno central concretar la interdicción a la minería ilegal.

Al respecto, el dirigente de organizaciones populares de Azángaro, Elvis Juárez Palma, sostuvo que la medida de fuerza ya está programada, pero dependerá de la reunión que van a sostener hoy en Azángaro, hasta donde llegarían los miembros de la Comisión de Alto Nivel, incluso estaría el presidente del Consejo de Ministros, Juan Jiménez.

“Hubo compromiso para que el propio Premier esté en esta reunión de mañana (hoy). La paralización de 48 horas dependerá de esta reunión. La población quiere que se realice la interdicción, no queremos simples compromisos”, expresó Juárez Palma.


BASE POLICIAL ANTIMINERA

Por otro lado, el jefe del Frente Policial de Puno, general PNP Alberto Villalobos Fernández, informó que 800 efectivos de la Policía formarán parte de la nueva Base Antiminera, unidad policial que se dedicará a combatir la minería ilegal asentada en las localidades de Ananea (San Antonio de Putina), Cojata (Huancané) y las partes altas de la provincia de Sandia.

Ayer el jefe policial se reunió con el director general de la Policía, Jorge Flores Goicochea, para ultimar detalles sobre el funcionamiento de la base policial. Se determinó que funcionará a un costado de la comisaría de Ananea, en el distrito del mismo nombre, provincia de San Antonio de Putina. Su funcionamiento depende de la dotación de recursos, pero se prevé que se podría instalar antes de dos meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario