martes, 12 de noviembre de 2013

Fujimorismo y Apra consolidan a Chávez en grupo de DDHH


Maniobras. Votación en la que se ratificó en el cargo a la congresista fujimorista se anularía por irregular participación de Mauricio Mulder. Heriberto Benítez la denunció ante la Comisión de Ética por permanente inconducta funcional.

Tal y como se venía anunciando en los últimos días, el Partido Aprista confirmó su alianza con el fujimorismo en el Congreso. Esto luego de que el parlamentario Mauricio Mulder asistiera a la sesión de la Subcomisión de Derechos Humanos en un intento por validar dicha reunión, dándole quórum y permitiendo así la designación de la fujimorista Martha Chávez como coordinadora de este grupo de trabajo.

Sin embargo, la propia designación de Mulder en este grupo de trabajo aún no está esclarecida. Por un lado, Chávez asegura que ya asumió como titular en lugar de Renzo Reggiardo, pero el presidente de la Comisión de Justicia, Juan Carlos Eguren, no se mostró tan firme sobre esa situación.

"En principio sí, pero repito que no he analizado detalles, prefiero no opinar a profundidad sobre ello", declaró Eguren a un medio local, al ser consultado sobre la inclusión de Mulder en la Subcomisión de Derechos Humanos.

VOTACIÓN SERÍA NULA

Con esta indefinición, aparece otro aspecto que podría generar la anulación de la elección de Martha Chávez al frente de este grupo de trabajo. Y es que, de ser así, no habría el quórum requerido, al menos eso afirmó el propio Juan Carlos Eguren a este medio el pasado fin de semana, luego de que la fujimorista convocara a la sesión que se realizó ayer.

"Se pueden reunir uno, dos, tres congresistas, porque es un grupo de estudio, pero no podrán tomar acuerdo ya que se requiere el número de legisladores que se establece en el reglamento", dijo el presidente de la Comisión de Justicia.

Y precisamente el mismo reglamento señala que para realizar una votación de este tipo se requiere un número impar de congresistas, situación que no se dio ayer con la presencia de Mulder y los fujimoristas Julio Rosas, Pedro Spadaro y Martha Chávez, quienes votaron a favor de esta última.

El congresista Heriberto Benítez, integrante de la subcomisión, aseguró que se han violado las normas del Congreso, por lo que Chávez debería ser investigada por la Comisión de Ética, ante la cual la denunció acusándola de "permanente inconducta y faltas al Código de Ética del Parlamento".

En su denuncia, el legislador de Solidaridad Nacional pide que se realice una investigación con carácter de urgencia porque "Martha Chávez ha venido atropellando y pisoteando el Reglamento del Congreso, el Reglamento Interno de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos y las normas vigentes para perpetuarse de manera antirreglamentaria, ilegal e ilegítima en el cargo de coordinadora del grupo de trabajo de los Derechos Humanos".

FACTOR MULDER

Benítez aseguró también que hoy, en la sesión de la Comisión de Justicia, pedirá que se anule la ratificación de Chávez debido a la irregular  participación de Maurico Mulder.

"¿Qué hacía el señor Mulder ahí? ¿Cuál era su calidad para participar en la sesión? ¿Iba como accesitario de Reggiardo? No puede, porque Reggiardo dejó de ser miembro de la Comisión de Justicia", reclamó.

Por su parte, la congresista de la bancada de Acción Popular-Frente Amplio (AP-FA) Rosa Mavila se sumó a las voces que señalan que la votación en el grupo de trabajo sobre DDHH fue ilegítima por la falta de quórum y la participación de Mulder.

"La elección se dio por los tres miembros de su bancada, cosa que es ilegal. Y más aun porque ha votado Mulder, cuyo estatus en la Comisión de Justicia no ha sido tramitado porque no se había replanteado el recambio de Reggiardo", afirmó la parlamentaria de AP-FA.

A su vez, el nacionalista José Urquizo expresó que la votación debería declararse nula debido a que el grupo de trabajo sufrió cambios en su composición, los cuales deben oficializarse en la Comisión de Justicia, en referencia a la participación de Mulder.

JÓVENES VOLVIERON A RECHAZAR DESIGNACIÓN DE FUJIMORISTA

Tras la ratificación de la  fujimorista Martha Chávez al frente del subgrupo de trabajo sobre derechos humanos del Congreso, un grupo de ciudadanos, en su mayoría jóvenes, realizó un plantón en la Plaza San Martín en rechazo a esa decisión.

Los participantes pidieron a los congresistas que se rectifiquen en la designación de Chávez, porque, señalaron, es contraria a los derechos humanos y defiende la impunidad.

El parlamentario andino Alberto Adrianzén invocó a la Comisión de Justicia, que hoy decide la legitimidad de la designación de Chávez, a que actúe con sensatez y no desprestigie más al Congreso con una determinación que es rechazada por la población.

No hay comentarios:

Publicar un comentario