sábado, 2 de noviembre de 2013

Mineros ilegales de Puno retiran maquinaria ante amenaza de interdicción


Desde la madrugada de ayer, los mineros ilegales que extraen oro en la cuenca del Inambari, comenzaron a desplazar la maquinaria pesada utilizada en las actividades mineras.

La movilización de equipos fue informado a la Policía Nacional por los gobernadores de los distritos de Sandia y Carabaya.

Los cargadores frontales y retroexcavadoras son trasladados en plataformas hacia Puerto Maldonado y Juliaca, según la Policía Nacional.

Los mineros se vieron obligados a poner a buen recaudo sus equipos ante el anuncio del gobierno de iniciar las labores de interdicción.

Según la Dirección Regional de Energía y Minas (Drem), en la cuenca del Inambari operan más de siete mil mineros con maquinaria, cuyo costo sobrepasa los US$ 300 mil y que utiliza la mediana minería.

Hace dos semanas los mineros ilegales de Ananea también comenzaron a sacar de la zona sus equipos con destino a Juliaca y evitar la incautación y no ser sometidos a una investigación por lavado de activos. Los propietarios no tendrían argumento para explicar cómo se hicieron de equipos costosos que utiliza la mediana minería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario