jueves, 7 de noviembre de 2013

Ocho proyectos de inversión avanzan en el sur del país


Proinversión estima que se deben concretar en los próximos dos años e involucran un monto de más de $ 5 mil millones. Serán en energía, turismo, agricultura, etc.

El futuro cercano de la inversión privada en el sur del país se muestra expectante. De los 26 proyectos programados por la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (Proinversión) a nivel nacional, ocho beneficiarán a las regiones de esta parte del Perú.

Según lo proyectado, esta inversión se ejecutará en los próximos dos años y representa un monto estimado en más de 5 mil millones de dólares.

Gran parte de ellos se centran en el mejoramiento y rehabilitación de vías de comunicación, así como proyectos de generación de energía e incluso de impulso al turismo, como el teleférico de Choquequirao, entre Apurímac y Cusco.

El asesor técnico de la dirección de Promoción de Inversiones, José Oblitas Gallo, explicó que la modalidad para su ejecución será el cofinanciamiento, es decir con el aporte compartido entre la empresa privada y el Estado.

De estos ocho proyectos (ver infografía), tres (el nuevo aeropuerto de Chinchero, el Gasoducto Sur Peruano y el Nodo Energético) ya fueron licitados y falta la entrega de la buena pro.

En tanto, la hidroeléctrica de Molloco y la segunda etapa de la irrigación Majes- Siguas ya tienen contratos firmados.

Lo de Molloco se concretó hace dos semanas y estará a cargo del consorcio peruano-brasileño Generadora Eléctrica Molloco.

En el caso de Majes II, el contrato con el Consorcio Angostura Siguas se suscribió el 2010.

Los otros tres proyectos (tramo 5 de la carretera longitudinal de la sierra,  el Ferrocarril Tacna y Arica y el teleférico de Choquequirao) aún están pendientes de lanzar la licitación.

Oblitas dijo que el listado de proyectos es positivo para el país, dado que fortalece las inversiones futuras. El único que a la fecha está varado es Majes II en Arequipa.

Explicó que Proinversión hace seguimiento a los proyectos hasta el momento de su ejecución, pero en el caso Majes II no tiene injerencia, porque se truncó debido a un problema de carácter social. La responsabilidad del mismo, agregó, recae en el Ejecutivo y las autoridades regionales y locales.

Destacó que en los últimos 20 años los compromisos de inversión en el país llegaron a los US$ 49 mil millones, que es una cifra alentadora.

Proyectos de inversión pública privada son diversificados

José Oblitas señaló que uno de los proyectos más grandes aún está en estudios de prefactibilidad. Se trata de la construcción de nuevas centrales hidroeléctricas que empezarán a operar en el 2016.

Estas permitirán crear un suministro de energía de hasta 1,100 MW que permitiría bajar las tarifas en el país. Se estima que se adjudique el próximo año.

Asimismo, señaló que gran parte de los proyectos son diversificados. Explicó por ejemplo que están en cartera aquellos que involucran a entidades públicas, como la gestión del Instituto Nacional de Salud del Niño en San Borja (Lima) y las gestiones integrales de residuos sólidos en los hospitales de Lima  y el Callao.

De otro lado, Loreto y San Martín serán integrados a la red de telecomunicaciones con la instalación de una red de transporte de banda ancha, y las concesiones en carreteras de los tramos 2, 4 y 5 buscan unir a más provincias en la sierra central. Aunque solo el tramo 2, que une Cajamarca con La Libertad, está convocado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario