domingo, 15 de diciembre de 2013

Fujimorismo sin peso para remontar malos resultados en el sur


En las elecciones presidenciales de 2011,  las regiones del sur  le dieron la espalda a la candidata de Fuerza 2011, Keiko Fujimori. En Arequipa, Cusco, Puno, Moquegua y Tacna obtuvo 28%, cuando a nivel nacional consiguió un promedio 48,5%. El apoyo fue para  Ollanta Humala, quizá elegido como presidente gracias a la cuota de esta zona del país.

"El sur, sobre todo Arequipa, es y fue una plaza muy dura para el fujimorismo", reconoce Guido Luccioni, excandidato al Congreso por Fuerza 2011. El empresario, hoy alejado del partido, confiesa que el fujimorismo descuidó al sur. "Su estrategia estuvo muy centrada en el norte (...) Se cometió muchos errores. Eso solo demuestra que el fujimorismo es frágil en esta parte del país”, señala.  Aunque históricamente hay una colección de  hechos de que esas malas relaciones nacieron en el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000). Se agravaron cuando éste intentaba su segunda reelección. En 1997, el dictador no pudo inaugurar los Juegos Bolivarianos en Arequipa debido a una sonora rechifla en el estadio de la Unsa.  Hizo un desplante a Roger Cáceres Pérez, alcalde de Arequipa de ese entonces. En 2000, su  mitin terminó en una batalla campal  en la Plaza de Armas.


RESULTADOS NEGATIVOS

El estudio del Instituto de Gobierno y Desarrollo Humano, grafica que la participación de las facciones fujimoristas creadas en las dos últimas décadas (Cambio 90, Vamos Vecino, Sí Cumple, Perú 2000, Alianza por el Futuro y ahora Fuerza Popular) no tuvieron fuerza. Sobre todo en los procesos regionales y locales.

Por ejemplo, en 2002 (bajo la denominación de Vamos Vecino), solo participó en la provincia de San Román (Puno), sin resultados positivos (ver infografía).

En 2006 (a través de Sí Cumple), el fujimorismo presentó 116 candidatos en todo el Sur, pero solo ganó en cinco  jurisdicciones: dos en Arequipa, una en  Madre de Dios, además de la alcaldía provincial de Caravelí (Arequipa). A nivel de región, solo participó a las presidencias regionales de Arequipa y Cusco. Logró 2% del voto en ambas regiones.

En 2010, la participación fujimorista (Sí Cumple) se replegó, pues solo participó en Arequipa de manera muy limitada. Lo hizo en seis jurisdicciones sin ninguna victoria.    

De forma paralela, ese mismo año, pero con el nombre de Fuerza 2011, el fujimorismo también presenta 90 candidatos para los procesos distritales y provinciales de Arequipa y Cusco. Solo ganó en Chala (Arequipa). Estas son las dos regiones donde el fujimorismo bajo distintos nombres ha tenido más presencia, pero sin respuesta positiva.  La explicación de este panorama, según el politólogo Carlos Meléndez, es que el voto duro de esta agrupación (entre el 6% y 16% del electorado), se concentra en Lima. "Ello le permite pasar a segunda vuelta, pero no ganar elecciones", reflexiona.


SIN RUMBO EN AREQUIPA

David Torreblanca de Velazco  asumió la representación fujimorista en Arequipa en el 2000, cuando nadie quería saber nada con el ahora expresidente. Renunció desde Japón a la presidencia tras fugar del país luego de la difusión de los “vladivideos”,  cintas que ponían al descubierto la podredumbre del  régimen.

Su simpatía hacia el exdignatario comenzó 30 años antes. Fue el exdiputado fujimorista Gilberto Siura, quien lo acercó. “Él (Fujimori) liberó al país del terrorismo y lo sacó adelante económicamente”, dice Torreblanca, ahora alejado de la organización y con otras aspiraciones políticas. Junto a su hermano, Juan Carlos, también exfujimorista, reúnen firmas para inscribir el movimiento "Todos hagamos Arequipa", que pretende postular candidatos a la provincia y región en 2014. Torreblanca asegura que cuando estuvo en la secretaría regional del partido, éste concentraba a 500 militantes, ahora asegura que al menos 400 de ellos se han plegado a su nueva agrupación. El exdirigente postuló a la alcaldía provincial por Sí Cumple  en 2010 sin éxito. El punto de quiebre para su distanciamiento fue la designación de Guido Luccioni como Nº 1 en la lista de candidatos al Congreso en 2010. "Era un desconocido que vino de Lima y Keiko lo colocó sin razón".  Torreblanca dice que la lideresa del fujimorismo ha convertido el partido en centralista y en negocio personal".

No hay comentarios:

Publicar un comentario