lunes, 30 de diciembre de 2013

La concentración de medios imposibilita la pluralidad de opiniones


La concentración de los medios de comunicación no sólo es un tema de libertad de empresa o de expresión, sino se relaciona con el derecho de los ciudadanos a una información de calidad, relacionada con la pluralidad, veracidad y ética, afirmó hoy la directora ejecutiva de la Asociación de Comunicadores Sociales Calandria, Marisol Castañeda.

"La libertad de expresión trae consigo el derecho a información de calidad. Los periodistas y los ciudadanos en general, debemos velar por el ejercicio a una comunicación de calidad, que tiene que ver con pluralidad, veracidad y ética", explicó.

Castañeda indicó que la concentración de medios genera la imposibilidad de la pluralidad de opiniones.

"No solo debemos verlo desde el lado de la libertad de expresión de los periodistas, sino de la libertad de expresión e información de los ciudadanos", manifestó

Refirió que la información plural y diversa, permite al ciudadano construir su opinión a partir de diversas fuentes.

Opinó además que concentrar la posición de un grupo institucional, también limita las posibilidades de trabajo y la labor de los periodistas.

"Otros gremios ya se han pronunciado. Si un periodista renuncia o es despedido del 80% de medios que representa un determinado grupo, sólo le quedará el 20% de medios para trabajar", anotó Castañeda.

Recalcó que la concentración de medios no tiene sólo repercusiones como un servicio privado de interés publico, sino en la oferta laboral.

Sin embargo, subrayó que la principal repercusión es la limitación de los ciudadanos para garantizar su derecho a información y su libre expresión de manera plural y diversa.

"Trae la supremacía de la posición editorial de un medio que tiene mucha mayor potestad y posibilidad de hacer incidencia, crear agenda publica, limitar los temas de agenda. Y eso repercute en el ciudadano", insistió.

Castañeda explicó que mientras existan más grupos mediáticos en equilibrio, el ciudadano tendrá mayores posibilidades de fuentes y opiniones distintas.

En ese sentido se salvaguarda su derecho a la información, a diferencia de cuando solo haya un grupo mediático, apuntó.

"De hecho en la Ley de Radio y Televisión, ese fue un punto importante: la necesidad de limitar la propiedad de medios", explicó la investigadora. Agregó, sin embargo, que en esta ley no se tocó la propiedad cruzada, es decir que una corporación tenga radios o TV, pero además medios impresos, que es donde empieza la concentración.

Recordó además que existe un peligro para los procesos electorales, pues ya se vio que en anteriores ocasiones, los medios hicieron campaña a favor de un candidato invisibilizando a otros.

"Tener pluralidad de fuentes puede hacer que los ciudadanos tengan acceso a diversos candidatos y propuestas", dijo.

Señaló que será en el próximo proceso electoral cuándo se verá el real compromiso del grupo El Comercio con la libertad de expresión y la pluralidad que demuestra, más allá de los legítimos intereses económicos o políticos que tenga como institución.

Finalmente dijo que la otra cara de la concentración de medios es la autorregulación de los mismos que debe ser un tema de agenda para organizar la relación entre Estado, sociedad civil y medios.

"Una autorregulación que no está funcionando ni en el campo informativo ni de entretenimiento, a pesar de una ley que hace referencia a ella", indicó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario