lunes, 13 de enero de 2014

Puno ya goza y celebra festividad de la Candelaria


Católicos, quechuas y aimaras dieron vida a la mayor demostración de sincretismo religioso durante la presentación de la festividad de la Virgen de La Candelaria, en el estadio "Enrique Torres Belón". La celebración es una de las más importantes del Perú. Dura quince días cada febrero.

La fiesta no solo gira en torno a la fe de un pueblo, también es una manifestación multicultural, mezcla costumbres andinas que la instauraron los primeros hombres desde su particular forma de ver el mundo en función a la armonía con la naturaleza.

Por ello, la presentación no podía estar exenta de prácticas andino-religiosas. Abrieron el telón un grupo de sabios andinos (yatiris) que a las faldas de la sagrada imagen le pidieron permiso para dar inicio a las actividades programadas e invocaron al aire, tierra, fuego y agua, para que les den fuerza y espiritualidad a los participantes y asistentes de la fiesta.

Tras la challa a la Pachamama y luego de avistar en el horizonte el crepúsculo, uno de los yatiris anunció que la celebración, entre todas las culturas asentadas en el altiplano, será de regocijo y júbilo para los visitantes.

El ritual se desarrolló en presencia de las principales autoridades políticas y militares de la región.

Desde la tribuna el público siguió la ceremonia con rezos y persignación. En representación de los pueblos quechuas, en el escenario se presentó como primer número los Ayarachis, danza guerrera fúnebre del distrito de Paratía, provincia de Lampa.

Las comunidades aimaras también se hicieron presentes con kajelos, chacareros, y danzas pastoriles de agradecimiento a la Pachamama. La fe de lo católico también estuvo representada en la diablada, danza que simboliza la lucha entre el bien y el mal.

La presentación fue organizada por la Federación Regional de Folclore y Cultura de Puno (FRFCP). Su presidente, Javier Ponce Roque, explicó que la presentación tuvo un matiz estrictamente cultural.

Explicó que la idea era mostrar a todas las distintas manifestaciones culturales que giran en torno a esta fiesta, considerada la más importante después del carnaval de Río de Janeiro en Brasil.

Ponce Roque señaló que el poblador andino danza en esta fiesta en agradecimiento por los frutos que le da la tierra porque tiene un vínculo maternal con la Pachamama, mientras que el católico baila por los favores concedidos por su fe. “Esas dos formas de ver esta fiesta es lo que se ha querido rescatar en esta oportunidad”, remarcó.

Más temprano, la FRFCP y el Gobierno Regional convocaron a una conferencia de prensa para la presentación del afiche de la fiesta. El presidente regional, Mauricio Rodríguez, aseguró que su administración garantizará la transmisión del concurso de danzas autóctonas a nivel nacional el domingo 2 de febrero.

“El Perú también tiene que enterarse por qué Puno es capital del folclore peruano”, dijo la autoridad.

El 9 será el concurso de trajes de luces, mientras que el 10 se desarrollará la gran parada de veneración a la sagrada imagen a lo largo de 17 cuadras de la Av. Simón Bolívar. Se espera el arribo de más de 20 mil turistas nacionales y extranjeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario