viernes, 7 de febrero de 2014

MiBanco a la venta: Sus malos resultados respaldan la decisión


Que la microfinanciera más grande del Perú busque un comprador no es casual. Mientras las utilidades y el retorno del sector caen, su morosidad aumenta. La empresa de ACP es la segunda más golpeada.

Desde hace meses circulan noticias de que el sector microfinanciero no anda muy bien. Algunos de sus principales problemas son el aumento de los costos financieros –en línea con el incremento del riesgo en general por la crisis de los países emergentes y el tapering–, los problemas cambiarios, la alta rotación de personal y la fuga de talentos.

Pero los más graves serían el aumento de la morosidad, la eliminación de varias comisiones por parte de la SBS –lo que reduce sus ingresos– y las inversiones fallidas de algunas de ellas en el exterior. La última alerta la ha dado el Grupo ACP, que esta semana se deshizo de su participación en la microfinanciera boliviana BancoSol y haría lo mismo con MiBanco en  el Perú.

Se especula que la operación estaría a punto de concretarse y que el comprador sería Credicorp o el BBVA, aunque también se han mencionado a Interbank, Compartamos y Gentera de México –el segundo lo negó– y hasta GNB Sudameris de Colombia. A la espera del deal, un vistazo al sector microfinanciero evidencia que a ACP le sobran motivos para vender.

El gráfico a continuación –elaborado por el equipo de SEfinanzas– es una muestra de los resultados financieros del año pasado de las cinco principales microfinancieras: CrediScotia, Edyficar, Confianza, Compartamos y MiBanco. La situación del sector es delicada: la morosidad aumentó, el ROE cayó (salvo en el caso de Compartamos, donde se mantuvo) y la utilidad neta del sector disminuyó en tres de las entidades. MiBanco es el segundo más golpeado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario