sábado, 1 de febrero de 2014

Peligrosa droga cristal ronda discotecas de Lima y Regiones


El cristal, quizás la droga sintética más dañina y peligrosa que existe en el mundo, ya se convirtió en una amenaza para la juventud peruana, pues ahora ronda las discotecas de las principales ciudades del país, como Lima, advirtió Cedro.

Esa droga, que simula ser un inocente terrón de azúcar que se disuelve en la boca, causa alucinaciones que pueden durar entre 4 y 6 horas y, si se consume mezclada con alcohol, las alteraciones se prolongan hasta por 12 horas.

Y como si no fuera suficiente el perjuicio que causa, el cristal también llega a causar paranoia y otros problemas mentales que van a requerir posterior tratamiento siquiátrico.

Alfonso Zavaleta, especialista del Centro de Educación e Información para la Prevención del Abuso de Drogas (Cedro), señaló que se trata de una metanfetamina más tóxica que el éxtasis, que provoca alucinaciones que se desencadenan con estímulos sensoriales como los sonidos, las luces o un toque en la piel.

Quien la consume sufre deshidratación y un muy fuerte golpe de calor y si no repone el agua que su cuerpo pierde por efecto de la droga, simplemente muere porque su sistema cardiovascular fallará, comentó a la agencia Andina.

El especialista informó que esta droga es la más consumida en México, por lo que los traficantes mexicanos que operan en el Perú la están produciendo "y donde se produce, se consume".

El producto también tendría como destino Europa y los Estados Unidos, donde está mucho más extendido el consumo de drogas sintéticas, dada la mayor capacidad adquisitiva de su población.

Zavaleta se refirió también a la decisión del gobierno de Uruguay de legalizar el consumo de la marihuana en ese país, calificándola de "no muy feliz" y un "mal ejemplo".

"Resulta curioso que un país que luchó tanto contra el consumo del tabaco, ahora permita el consumo libre de marihuana, pese a que el 60 por ciento de su población está en contra", comentó.

Agregó que muchos consideran que Uruguay es el "portaviones" para el paso de la droga a países como Argentina, Paraguay y otros.

Se refirió, asimismo, a la diferencia entre el consumo de la hoja de marihuana y la aplicación medicinal de su principio activo aprobado en algunos estados de los Estados Unidos.

"En algunos casos extremos donde el dolor que aqueja a un paciente es imposible de aplacar, los médicos podemos recetar pastillas que tienen el principio activo de la marihuana, pero nunca las hojas para fumar", explicó finalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario