miércoles, 26 de marzo de 2014

Congreso archivó investigación por corrupción a César Álvarez


El informe de la comisión investigadora que corrobora las denuncias del ex consejero Ezequiel Nolasco contra el presidente de la Región Áncash ni siquiera se debatió. A pedido del propio Álvarez, fue desestimado.

Blindaje cómplice. La Comisión de Fiscalización archivó en un santiamén un informe sobre presuntos actos de corrupción atribuidos al presidente de la región Áncash, César Álvarez Aguilar.
El informe, elaborado por un equipo dirigido por el congresista Modesto Julca Jara,  también recomendaba comunicar formalmente de los hechos al Ministerio Público para que inicie una investigación.

Las pesquisas contra César Álvarez comenzaron después de que el ex consejero regional de Áncash Ezequiel Nolasco Campos se presentó ante la Comisión de Fiscalización el siete de diciembre del 2011. Nolasco señaló que Álvarez había sobrevaluado varias obras públicos y que influyó para destituir a los cuatro fiscales que allanaron un inmueble donde  funcionaba un centro de "chuponeo" telefónico conocido como "La Centralita".

En ese local el congresista Heriberto Benítez Rivas tenía un departamento.

Como reveló ayer La República, Benítez y Álvarez, antes de que se produjera la intervención de los cuatro fiscales en "La Centralita", intentaron impedir que las autoridades cumplieran con su cometido recurriendo al fiscal superior del Santa, Dante Farro Murillo.

Según la transcripción oficial de la exposición de Ezequiel Nolasco, afirmó que en la Región Áncash se había instalado una organización criminal.

"Yo fui objeto de un vil atentado (el 20 de julio del 2010, en el que resultó gravemente herido y perdió la vida su hijastro), que fue objeto de esta mafia. Yo considero que es una mafia instalada en el Gobierno Regional de Áncash".


Cómplices al paso

El 21 de noviembre del 2012,  después de rechazar una propuesta del legislador Heriberto Benítez Rivas que se oponía a la investigación contra Álvarez, el pleno del Congreso aprobó otorgar facultades de comisión investigadora al equipo que encabezaba el congresista Modesto Julca para verificar las denuncias contra el presidente de la Región Áncash.

Lo que sucedió el primero de julio del 2013 se parece mucho a un acto de encubrimiento.
De acuerdo con el acta de la sesión, ese día el congresista Modesto Julca presentó el informe final sobre la investigación de actos de corrupción del presidente de la Región Áncash.

El documento concluía que existían indicios razonables de actos de corrupción y recomendaba entregar el informe a la Fiscalía de la Nación para que iniciara una investigación a César Álvarez.

Sin embargo, antes de que se iniciara el debate para aprobar el informe, Heriberto Benítez cuestionó el informe de la comisión de Modesto Jara y pidió que se invitara a César Álvarez para que ofreciera sus descargos. Por coincidencia, el presidente de la Región Áncash se encontraba presente y a solicitud de Benítez le dieron la palabra.

Como era de esperarse, Álvarez se despachó contra el informe de la Comisión Investigadora de Modesto Julca. "Opositores a mi administración son los autores de esas denuncias", argumentó el presidente regional de Áncash, quien sugirió archivar el caso.


Lavada de manos

Modesto Julca defendió la investigación y recordó que según la percepción de la ciudadanía la Región Áncash es la segunda más corrupta en el país. La respuesta de Heriberto Benítez, que actuó como escudero de César Álvarez, fue: "El Gobierno Regional de Áncash es uno de los más investigados". Seguidamente remató su faena solicitando rechazar el informe de la Comisión Investigadora y mandarla al archivo.

Sin que se discutiera el contenido del informe acusador, el presidente de la Comisión de Fiscalización sometió a votación la propuesta de Benítez para liquidar el reporte de investigación, como lo había requerido el propio César Álvarez, a quien, increíblemente, le permitieron que presenciara el resultado.

Seis votaron a favor del archivamiento: Alejandro Aguinaga (Fuerza Popular), Mauricio Mulder (Apra), Luis Iberico (Alianza por el Gran Cambio), Rogelio Canches (Gana Perú), Mariano Portugal Catacora (Perú Posible) y Josué Gutiérrez (Gana Perú). Se registraron cuatro abstenciones: Rolando Reátegui (Fuerza Popular), Julio Gagó (Fuerza Popular), Esther Saavedra (Gana Perú) y Segundo Tapia (Fuerza Popular). Solo el congresista Modesto Julca se opuso al archivamiento.

Así se consumó el vergonzoso archivamiento de una investigación a César Álvarez promovida por Ezequiel Nolasco, asesinado por una mafia el viernes 14 de marzo.


Despacho rápido

El informe de la comisión investigadora de Modesto Julca era una bomba para César Álvarez. Atribuía presuntos actos de corrupción al presidente regional de Áncash en la ejecución de al menos cinco obras públicas de envergadura.

El gran operador de César Álvarez para conseguir el archivamiento del informe acusador fue el legislador Heriberto Benítez.

"No dudo en decir que Benítez es el operador de César Álvarez. Benítez no solo hizo todo lo posible para evitar que se investigue al presidente de la Región Áncash. Además, el día de la votación del informe, trajo a la sesión a César Álvarez para montar un espectáculo. En lugar de que se debatiera la investigación, increíblemente lo dejaron hablar y solamente con su descargo se pasó a votación a pedido de Benítez. La mayoría votó por el archivamiento. De este modo, Álvarez se libró de las acusaciones", explicó el congresista Modesto Julca.


"Benítez manipuló todo para que el informe sea rechazado", anotó.

Según las actas del Congreso, Heriberto Benítez, cuando el pleno acordó formar una comisión investigadora para César Álvarez, en un intento de anular el acuerdo, planteó una reconsideración de la votación. Pero no lo consiguió. Benítez también fue quien propuso archivar el informe sin que fuera discutido. Pero el congresista niega ser un operador de Álvarez.

"No es verdad lo que dice Modesto Julca. La Comisión de Fiscalización sí investigó a César Álvarez. Sin embargo, Julca no presentó ninguna prueba y mucho menos indicios sobre las irregularidades.  Su informe solamente recoge dichos de la gente. Por eso se archivó el informe", manifestó por su parte Heriberto Benítez.

"Yo no niego mi vinculación con César Álvarez. Como abogado lo he defendido en varias oportunidades. Además, yo apoyo a su movimiento Cuenta Conmigo. Lo que hace Modesto Julca es aprovecharse del asesinato de Ezequiel Nolasco. Yo no creo que la muerte de Nolasco tenga móvil político", señaló Benítez.

Modesto Julca, quien ha pedido garantías para su vida, adelantó que planteará la formación de una nueva comisión investigadora para la Región Áncash. "Será una forma de reivindicar la memoria de Ezequiel Nolasco", dijo Julca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario