jueves, 15 de mayo de 2014

Tacna: Cultivos de aceituna en peligro


La situación hídrica en La Yarada, centro poblado a media hora de Tacna, se agrava por la  falta de agua dulce para los cultivos de aceituna. Hay una sobreexplotación del acuífero subterráneo provocado por los  informales. La reserva ahora es invadida por  el agua de mar.

Según la Autoridad Nacional del Agua (ANA), la intrusión del líquido salado alcanzó los 7 kilómetros. Esto implica que aproximadamente 850 hectáreas se irrigan con alto contenido salobre.

El cultivo más afectado hasta el momento es el olivo, cuya producción abarca casi el 90% de La Yarada. El riego con agua  de mar, por su mala calidad afecta el rendimiento de la cosecha.

El reporte emitido por las instituciones involucradas señala que existen solo 103 pozos con autorización para extraer agua del subsuelo, sin embargo existen 300 excavaciones que operan de manera ilegal.

Son 15 mil 854 las hectáreas de cultivo que se irrigan con toda el agua.

El cálculo de la Autoridad Nacional del Agua indica que son aproximadamente 3.75 metros cúbicos por segundo los que se extraen de cada pozo.


INTERVENCIÓN 

La ANA y el Consejo de Recursos Hídricos de la Cuenca Caplina Locumba preparan un protocolo de intervención para frenar la intrusión marina y salvar la producción existente en la zona.

Esta estrategia involucra a diversas instituciones como Ministerio Público, Poder Judicial, Gobierno Regional, Proyecto Especial, Junta de Regantes, Dirección de Agricultura, entre otros.

El secretario general de la ANA, Yuri Pinto, indicó que este protocolo permitirá que cada institución conozca el rol  que debe cumplir para lograr una sanción eficaz contra los informales.

Añadió que se pretende mejorar la administración del recurso y la proliferación de pozos clandestinos.

Paralelo a esto, el Ministerio de Agricultura continuará con el proyecto para la instalación de una barrera hidráulica, que permitirá frenar la intrusión marina.

El proyecto consiste en la instalación de máquinas que transformen el agua salada en agua dulce a través de la osmosis inversa.

Se estima que la instalación de esta barrera demandaría un presupuesto que oscila entre los S/. 5 y 7 millones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario