miércoles, 15 de octubre de 2014

Regiones del sur del país fueron las más dinámicas en el 2013


Las regiones del sur del país fueron las más dinámicas en el 2013 y es así que Cusco, Madre de Dios, Moquegua y Apurímac lideraron los crecimientos regionales, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

La región del Cusco fue la que más creció económicamente en el 2013, al registrar un incremento en su producción de 17.5 por ciento, tres veces más que el PBI nacional en el mismo año, (5.8 por ciento).

Según el reporte del ente estadístico, la expansión del PBI del Cusco se vio impulsado por el sector minería e hidrocarburos, como resultado del crecimiento de la producción de plomo en 809.1 por ciento, cobre (223.0 por ciento), plata (95.3 por ciento), oro (47.1 por ciento), líquido de gas (22.3 por ciento) y gas natural (4.7 por ciento).

Este avance del PBI también se vio influenciado por el sector construcción que creció en 13.9 por ciento por la pavimentación de la carretera Cusco-Madre de Dios y las obras de infraestructura en salud, educación y saneamiento.

Asimismo, la alta actividad turística de la región contribuyó a la generación de un mayor dinamismo en los rubros de telecomunicaciones, comercio, transporte, alojamiento y restaurantes.

Por otro lado, el reporte también informó sobre el crecimiento importante de otras regiones del país, como Madre de Dios, Moquegua y Apurímac.

Detalló que la región de Madre de Dios registró un incremento de su PBI de 14.2 por ciento, explicado por el aumento de la actividad minera (29.4 por ciento), sustentado a su vez en la mayor extracción de oro (31.4 por ciento)

En tanto el crecimiento de Moquegua de 12.6 por ciento se generó en gran parte por el mayor dinamismo de la actividad manufacturera (27.5 por ciento), impulsada por la producción de cobre refinado, cobre blíster, oro refinado y plata refinada.

Del mismo modo, el PBI de Apurímac avanzó en 11.7 por ciento y se vio influenciado por la actividad de la construcción (39.7 por ciento), explicado por el mayor número de obras públicas, como la rehabilitación y mejoramiento de la carretera Abancay - Ayacucho, así como obras de infraestructura educativa, de salud y saneamiento.

Además, por el lado privado, la inversión minera, que incluye obras en construcción, fue de 1,745 millones de dólares incrementándose en 65 por ciento.

Cabe destacar que la región Apurímac capta el 21.0 por ciento de la inversión minera nacional con proyectos como las Bambas, Apurímac Ferrum, Los Chankas, entre otros.

Regiones en rojo
De igual manera el documento revela que las regiones de Pasco y Cajamarca fueron las únicas que registraron una contracción en su PBI en el 2013.

En el año último la región de Cajamarca presentó una caída de 0.6 por ciento en su economía, explicado por la menor inversión privada en minería que disminuyó en 56.0 por ciento, observándose una contracción en la producción de plata, oro y cobre.

La inversión pública en tanto retrocedió dos por ciento reflejada en la mejor ejecución de obras de infraestructura de electricidad y agua y saneamiento del gobierno regional y los gobiernos locales.

Asimismo, la actividad económica en la región Pasco disminuyó en el 2013 en 0.3 por ciento, explicada por la baja producción minera (-4.4 por ciento), ante el menor volumen de plata, oro, zinc y plomo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario