miércoles, 4 de febrero de 2015

Doscientos hogares del ande tacneño sin agua por colapso de sus canales


Las intensas lluvias  registradas desde el pasado fin de semana en el ande tacneño han afectado el suministro de agua que recibían 200 familias del distrito de Quilahuani, en la provincia de Candarave. El desborde de los ríos Salado y Callazas ha inundado las acequias y canales, de los cuales extraían el líquido para consumo humano y agricultura.

El alcalde de dicha jurisdicción, Ubaldo Otazú Vilca, detalló que el más afectado en la emergencia es el centro poblado de Aricota. Además de la falta de agua para la preparación de sus alimentos, están en riesgo el ganado vacuno y ovino. El lodo y piedras arrasaron casi una hectárea de alfalfa, cultivo que es el principal alimento de sus animales.

"Los criadores tienen dos mil vacas y cerca de 500 ovejas. Tampoco tenemos agua para alimentarlos y ya se están enfermando", dijo el burgomaestre.

Narró también que sufrieron bloqueo de vías, sin embargo el Gobierno Regional ya ha realizado la limpieza de las trochas carrozables, los dos últimos días. "Necesitamos por lo menos agua en cisternas, mientras se hace la limpieza de los canales. La gestión anterior no ha dejado nada de presupuesto y no tengo ni para comprar combustible", declaró Otazú.

SIN PROVISIONES

Por su parte, el alcalde de la provincia de Candarave, Juan Quispe, reconoció que su comuna no ha podido brindar ningún tipo de ayuda a Quilahuani debido a que el almacén adelantado se encuentra sin provisiones.

Responsabilizó del caso al gobierno del exalcalde Gerardo Marón. "La Región nos dará ayuda, pero aún deben aprobar los informes que hemos enviado", puntualizó Quispe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario