viernes, 6 de febrero de 2015

El fin de uno de los últimos broadcaster de Arequipa


A sus 82 años, Hermógenes Delgado Torres, fundador y propietario de Radio Melodía, falleció ayer en su casa cerca al mediodía.

La penosa noticia fue dada a conocer por los periodistas de dicho medio, en el noticiero matutino.

Delgado era reconocido como el último broadcaster arequipeño, por su papel importante en la historia de la radiodifusión en Arequipa. Él fue quien rompió las barreras de las transmisiones radiales y empezó a emitir una señal radial durante las 24 horas del día. Las radios de la época solo lo hacían, como máximo, hasta las 10 de la noche.

Viendo la necesidad de la población de mantenerse informada y entretenida durante las 24 horas del día, Delgado decide fundar su propia radio, pese a que no tenía muchos recursos económicos.

Dedicación

El 21 de octubre de 1972,  y luego de haber trabajado como programador en radio Landa, Delgado funda Radio Melodía S.A con una planilla de 5 personas. Él estaba a la cabeza junto a su esposa Elba, acompañado por tres periodistas que hacían también funciones de operadores de equipos.

Su política de "micrófonos abiertos" para que la población pueda hacer sus denuncias tuvo tanto éxito que a finales del primer año de su fundación requirió la contratación de otros diez empleados para cubrir los programas noticiosos.

La empresa siguió creciendo en los siguientes años, hasta que en el año 1975 adquieren un transmisor de 1Kw, con el que llegan a otras provincias de la región.

Delgado era el último broadcaster arequipeño, ya que sus amigos como Max Landa con su radio Landa y Pedro Rufino con Radio Arequipa, fallecieron hace varios años y sus empresas también desaparecieron.

"Es considerado como el último broadcaster arequipeño, ya que todas las demás cadenas radiales que existen son de la capital. Nos deja enseñanzas incluso para las futuras generaciones", dice Guillermo Raúl Huamaní, extrabajador de Melodía y actual Decano del Colegio de Periodistas de Arequipa.

Los recordados eslóganes de la emisora que él mismo propuso son: "Melodía transmite las 24 horas del día, si hubiera una hora más también lo haríamos",  "Melodía, transmite de noche y de día" y "Melodía, la emisora del pueblo".

"Era un gran caballero en todos los aspectos. Le gustaba ayudar a la gente. Pocas veces se le encontraba en su oficina de la gerencia, siempre estaba con sus trabajadores apoyando en todo lo que podía. Nos exigía veracidad de la información", narra Huamaní.

En tanto, Serafín Ticona,  trabajador de Melodía recuerda que "hace tres meses me dijo, Serafín ya me toca, ya se fue José Luis Monzón y el segundo soy yo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario