miércoles, 22 de abril de 2015

Southern será fiscalizada en plena operación para que cumpla normas ambientales


El valle de Tambo hoy cumple un mes de huelga indefinida en rechazo  al proyecto minero Tía María de la empresa Southern. La protesta ha paralizado las  actividades agrícolas, comerciales, educativas y sociales de los distritos de Cocachacra, Deán Valdivia y Punta de Bombón.

Los manifestantes han puesto como única condición para levantar su huelga y abrir  el diálogo el retiro de Southern del Valle de Tambo.

Ante esta situación, el Ejecutivo busca otros mecanismos para insistir que la explotación de dos tajos de cobre en este valle no provocarán contaminación. Por ello, la noche del pasado lunes, llegó a Arequipa el ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, para explicar en diferentes medios de comunicación el Estudio de  Impacto Ambiental (EIA) de Tía María.

El ministro refirió que con la aprobación de éste, en agosto del 2014, no termina el proceso de control al proyecto. Refirió que ahora Southern debe presentar una serie de planes para mitigar el riesgo de las operaciones de explotación.

"Ante cualquier duda del EIA, hay instrumentos complementarios que permiten mejorar el manejo de una operación minera, como es el caso del proyecto Tía María", dijo el ministro.

Uno de los documentos que debe presentar la mina, a decir del ministro, es el Plan de Cierre de Mina, el cual debe establecer un conjunto de medidas para que al término de las operaciones la mina esté bien sellada y no genere ningún pasivo ambiental.

"Este plan se debe entregar al gobierno para que se otorgue el permiso antes del inicio de la operación y extracción del metal. Southern todavía tiene que hacer su plan de cierre de mina",  aclara el ministro.

Según Pulgar Vidal, lo positivo de este plan de cierre es que tiene la obligación de garantizar financieramente las actividades y obligaciones al cierre final y el post cierre.

En segundo término está la actualización del plan de manejo de las operaciones -parte central del EIA- que se debe de hacer al quinto año de la vigencia del estudio. "Esta obligación se instauró de acuerdo al reglamento ambiental minero que se sacó en noviembre del 2014".

Fiscalización

Como tercer punto está la fiscalización del cumplimiento de las normas ambientales que las determina el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA).

"Este organismo no solo fiscaliza sino también supervisa y aplica sanciones, y a su vez puede establecer medidas complementarias, que inclusive no están consideradas en el EIA. Eso dependerá de la verificación que se haga y se determine que estas medidas complementarias son requeridas", explicó Pulgar Vidal.

El ministro agregó que de acuerdo a estas exigencias el EIA no es un instrumento que sea estático, con el cual no se puedan establecer medidas de manejo complementario. "No es algo excluyente o inmóvil, sino más bien de instrumentos dinámicos a través de los cuales el Estado exige con claridad que se cumplan las regulaciones ambientales".

Negó que haya parcialidad con la minera y explicó que de acuerdo a las funciones de OEFA están enfrentados con el sector minero privado, pues estos últimos consideran que este organismo sobredimensiona las supervisiones y aplica muchas sanciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario