jueves, 21 de mayo de 2015

Mal recuerdo de anteriores proyectos mineros generaron protestas en Arequipa


Uno de los principales motivos que han generado las reacciones contra el proyecto Tía María, en la región Arequipa, fue el mal recuerdo que tiene aún la población de anteriores proyectos mineros que dejaron pasivos ambientales en el país, sostuvo hoy la Defensoría del Pueblo.

El defensor adjunto para la prevención de conflictos sociales de la Defensoría del Pueblo, Rolando Luque, durante su presentación en la Comisión de Energía y Minas, recordó que el resultado del informe realizado el año 2012 por el Ministerio de Salud fue entregado luego de tres años.

Dicho estudio, aplicado en 309 pobladores de Hualgayoc, incluidos niños principalmente, determinó la presencia de plomo en la sangre con niveles superiores a los límites permisibles en el mencionado proyecto.

Luque Mogrovejo y David Montoya, jefe de la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad de la PCM, informaron al grupo de trabajo legislativo sobre el conflicto en Arequipa y el accionar de las instituciones que representan.

El defensor adjunto también se refirió a las 50 familias desplazas de Islay  hacia Arequipa, las que fueron estigmatizadas y atacadas por personas antimineras por apoyar el proyecto cuprífero.

Sin embargo, reconoció que en la zona en el valle del Tambo se han suscitado actos delincuenciales cometidos por civiles en grupos organizados que se desplazan con notoria formación militar y conocimiento del uso de la “huaraca”, lo que hace suponer también que se trataría de personas expresamente contratadas para intervenir en el conflicto.

Sostuvo que las autoridades regionales no pueden desentender de la problemática y de la posibilidad de mediar para reanudar el diálogo. Durante la etapa de conflicto, la Defensoría intervino a pedido de los alcaldes de Islay y Cocachacra, que manifestaban su deseo de una solución dialogada.

Pero fueron estas mismas autoridades que incumplieron su palabra y se retiraron de las conversaciones auspiciadas por la Defensoría, recordó.

Indicó que la Policía Nacional debe ser la encargada del control de la ciudadanía y no los militares, así como consideró necesaria la acción del Servicio de Inteligencia para detectar a los delincuentes que propician la violencia en el lugar.

El legislador Rubén Coa, presidente de la comisión de Energía y Minas, informó que la semana próxima se presentará ante su grupo de trabajo la ministra de Energía y Minas para explicar y esclarecer los aspectos técnicos del proyecto minero que ocasionó el conflicto en Arequipa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario