miércoles, 9 de septiembre de 2015

Ministerio de Cultura busca minimizar efectos de El Niño en 63 sitios arqueológicos


El Ministerio de Cultura empezó a trabajar desde el 2014 en obras de prevención en 63 monumentos arqueológicos emblemáticos de la costa norte, con el propósito de mitigar los efectos adversos a consecuencia de un Fenómeno El Niño en el país.

El asesor del Viceministerio de Patrimonio Cultural, Luis Cáceres, indicó que desde el año pasado ya se previeron diversas obras de protección, ya que desde ese año se tuvo la información de la llegada de un "Niño moderado o débil".

"El Ministerio de Cultura hizo el diagnóstico de la zonas probables de afectación que es la costa norte del país hasta Áncash, entonces se ejecutó un plan de acción de emergencia durante la segunda mitad del 2014 hasta el primer trimestre del 2015. Realizamos acciones en 63 monumentos arqueológicos más emblemáticos", aseveró.

Cáceres agregó que la selección se hizo bajo cuatro criterios: el uso público de los monumentos, el tipo de construcción (barro y adobe), cercanía a correnteras o quebradas y monumentos que están en proceso de puesta en valor.

El funcionario del Ministerio de Cultura explicó que las obras prioritariamente se hicieron sobre monumentos que se construyeron con materiales como el adobe y el barro, que en épocas de intensas lluvias pueden debilitarse y acabar colapsando.

Por tal motivo recalcó que los trabajos estaban centrados en realizar cobertizos o techos provisionales que protejan los muros e infraestructura que se encuentre en proceso de excavación.

Mencionó, por ejemplo, que se colocan "pisos de sacrificio", que es una capa de barro que se coloca sobre el piso original para que el agua discurrirá fácilmente sin afectar la zona.

También se están cubriendo todos los "pozos de huaqueo", ya que en temporada de lluvia, el agua se acumula en estos agujeros profundos, lo que representa un peligro.

Recordó que además se hizo la descolmatación de quebradas aledañas en los cerros, ya que durante las fuertes lluvias se podrían presentar deslizamientos que amenacen los monumentos arqueológicos.

"También se han puesto tuberías para que la lluvia discurra, igualmente se hizo el replanteamiento de pendientes para que el agua no se estanque y debilite estructuras importantes como muros", subrayó.

Monumentos emblemáticos

Entre los 63 monumentos que se priorizaron las obras de prevención se encuentran: Cabeza de Vaca y Rica Playa, en la región Tumbes.

En la región Piura se trabajó en: Huaca Chaquira, Narihualá, Huaca San Fernando, Simache, Alto de los More, Alto la Cruz, Sechura y Raymundo, Ñañañique, Huaca Laynas, Pabur Viejo, Huaca Moscala, Talanquera, Velasco Alvarado, Chusis, Chimirricchi, El Cucho.

Mientras que en Lambayeque se tiene: Huaca Brava, Cerro Pátapo, El Tambo, Cerro Luya, Huaca Rajada, Saltur, Pampa Grande, La inmaculada, Santa Rosa, Ventarrón, Collud-Zarpán, Murales de Úcupe, Templo colonial San Juan de la Punta, Zaña, Túcume Viejo, Túcume Huaca Larga, Huaca Manuelón, Chotuna, Chornacap, Cerro Jotoro, Huaca Los Perros, Huaca Las Pavas, Huaca Bandera Blanca, Las Ventanas, Huaca Lercanlech.

En la región La Libertad se trabajó sobre: Pakatnamú, Farfán, San José de Moro, Cao Viejo, Chiquitoy Viejo, Huaca Faña, Mocollope, Galindo, Huaca de los Reyes, Huacas de Moche, Huancaco, Tomobal y Chan Chan.

Por último, en Áncash también se hicieron acciones preventivas en: Pañamarca, Sechín, Manchán, Huaca Choloque, Huaca Alto Perú, Huaca San Pedro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario