miércoles, 25 de noviembre de 2015

El insulto es el maltrato más frecuente contra la mujer en Lima


Los insultos, las agresiones verbales y las ofensas son el tipo de maltrato más frecuente contra la mujer en Lima, según un estudio epidemiológico realizado por el Instituto Nacional de Salud Mental.

La misma investigación da cuenta que el 35.7% de las mujeres unidas (con pareja) ha sufrido algún tipo de maltrato o abuso alguna vez en su vida y que el 5% de ellas recibe algún tipo de agravio al menos una o dos veces al mes (maltrato sistémico) en el último año.

Las mujeres que no denunciaron sus casos de maltrato porque pensaron que la situación no era tan grave (50,1%), que no era necesario (40,5%), o que en algún momento su pareja iba a cambiar (35,3%). Del mismo modo, cuatro de cada 10 mujeres afirmó que reiniciaría relaciones con su agresor si tuviera la posibilidad de volver el tiempo atrás.

Al respecto, el psiquiatra Humberto Castillo, director general del Instituto, explicó que las personas maltratadas vuelven a la escena del maltrato por problemas emocionales.

“Saben que es absurdo seguir, pero no son capaces de poner límites por miedo al abandono, poder y sentimientos de culpa o rabia. Otros buscan reexperimentar emociones de dolor no superadas en la infancia”, subrayó.

En ese sentido, advirtió que cuando una persona se da cuenta que tiende a ser muy dependiente del otro y sabe que no le conviene, ha sufrido algún tipo de maltrato, pero igual vuelve con él, debe hacer un alto y revisar sus emociones porque le están mandando una falsa señal de acercarse a personas que no son buenas. "Y debe buscar ayuda de inmediato", aconsejó.

Consecuencias de la violencia

Castillo señaló que las consecuencias de acciones de violencia afectan la salud mental y pueden ser causa de depresión, trastorno de estrés postraumático, insomnio, trastornos alimentarios, sufrimiento emocional e incluso intento de suicidio.

Los niños que crecen en familias en ambientes de violencia pueden sufrir diversos trastornos emocionales y de conducta que pueden asociarse también a la comisión o el padecimiento de actos de violencia cuando sean mayores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario