miércoles, 25 de noviembre de 2015

Verónika Mendoza plantea muerte civil para culpables de violencia sexual


La candidata de Frente Amplio, Verónika Mendoza, propuso la muerte civil para que los culpables de violencia sexual no puedan ocupar cargos públicos e impulsar la capacitación para que los jueces, fiscales y policías atienda de manera oportuna las denuncias por este tipo de delitos.

En un encuentro con diversas organizaciones sociales en El Agustino, Mendoza anunció que en la lista de candidatos al Congreso que presentará el Frente Amplio no habrá ninguna personas implicada en casos de violencia sexual.

En el Día de la No Violencia contra la Mujer, Mendoza sostuvo que el Frente Amplio no acepta que tengamos 19 mil denuncias anuales por violación sexual, de las cuales el 90 por ciento queda en la impunidad, y que en promedio haya 100 feminicidios cada año.

"No aceptamos que la tasa de embarazo adolescente, en lugar de disminuir, esté creciendo y ya esté en 14 por ciento; no aceptamos la brecha salarial entre hombres y mujeres, no aceptamos que las mujeres estemos subrepresentadas políticamente”, señaló.

Mendoza también consideró que se debe dejar a las mujeres decidir libremente cuándo ser madres, porque la maternidad siempre debe ser una decisión libre y feliz para que tengamos niños felices”

En ese sentido, planteó reducir la tasa de embarazo adolescente mediante educación sexual, servicios de salud y acceso a métodos anticonceptivos.

Despenalización del aborto

En los casos específicos de embarazo como resultado de una violación,  la candidata del Frente Amplio se mostró de acuerdo con despenalizar  la interrupción del embarazo, razón por la cual lamentó que la Comisión de Constitución de haya archivado un proyecto de ley en ese sentido.

"No podemos taparnos los ojos: el 29 por ciento de muertes maternas en nuestro país está relacionado a casos de aborto clandestino que ponen en riesgo la salud de las mujeres", apuntó.

Mendoza también condenó las desigualdades económicas que padecen las mujeres, pues reciben salarios y pensiones menores en comparación a los hombres.  En el sistema privado de pensiones (AFP), sostuvo, reciben pensiones de 15 a 20 por ciento menos, cuando se presume que tienen mayor esperanza de vida que los hombres.

Frente a ello, sostuvo que el Frente Amplio prohibirá expresamente este tipo de discriminación y propondrá que se tome en cuenta para el cálculo de la pensión el trabajo doméstico no remunerado, tal y como ya se hace en otros países.

Sostuvo, asimismo, que en un eventual gobierno de su organización política, aprobarán la licencia de paternidad en la misma proporción que la licencia por maternidad sea de la misma extensión que la licencia de maternidad.

“La Ley establece apenas cuatro días de licencia para los padres, con lo que está diciendo que el trabajo de cuidado de los hijos recién nacidos es exclusivamente de la mujer (...) Es hora de acabar con esta situación que es claramente discriminatoria”, aseguró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario