viernes, 22 de enero de 2016

Descubren templo con mujeres ofrendadas en Huaca Santa Rosa


Seis entierros humanos colocados durante un ritual de enterramiento, fueron hallados en un pequeño templo descubierto en el complejo arqueológico Huaca Santa Rosa de Pucalá, localizado en el valle medio del río Lambayeque, en la margen norte, a unos 30 km. de la ciudad de Chiclayo.

Según se informó, esta estructura pertenecería al período conocido como Horizonte Medio 2 (800-950 d.C.), una época en que las élites mochicas clásicas desaparecen para formar un nuevo sistema de organización política, social y territorial.

El arqueólogo Edgar Bracamonte, quien encabeza las investigaciones, destacó que esta importante edificación está compuesta por un gran espacio ceremonial rodeado de anchos muros, plataformas y una rampa central.

Son entierros atípicos

“Llama particularmente la atención, los hallazgos de seis entierros humanos, colocados durante el ritual de enterramiento del pequeño templo, en posiciones completamente atípicas a los patrones ya conocidos para tumbas Mochica o Lambayeque”, aseguró.

El arqueólogo consideró que estos individuos serían mujeres enterradas u ofrendadas para la sacralizada construcción donde, además, se incineraron diferentes productos alimenticios y algunas vasijas fueron intencionalmente rotas.

De igual manera, resaltó el hallazgo de una mujer colocada en una particular y enigmática posición sobre la parte central de la rampa principal de acceso, junto a un camélido muy tierno.

“La orientación del entierro de la mujer hace sospechar la estrecha relación entre los pueblos de Lambayeque y Cajamarca desde el final de los mochicas”, indicó.

Bracamonte afirmó que las investigaciones develaron importantes contextos arqueológicos de las culturas Chimú, Lambayeque, Horizonte Medio y Mochica Tardío.

Resaltó, asimismo, que entre los hallazgos más destacados se puede mencionar una plaza ubicada al pie de la huaca La Capilla, con una imponente calzada para el tránsito de los personajes de élite Chimú.

“En el piso de la plaza se descubrieron más de cien pequeños hoyos conteniendo ofrendas de Spondylus, diferentes variedades de peces, ají, maíz y abundantes especies de moluscos. Bajo este importante espacio ceremonial Chimú, se definió un pequeño conjunto arquitectónico de la Cultura Lambayeque, con muros delgados enlucidos y pintados de colores blanco y negro. Estos hallazgos demuestran el rol religioso de esta arquitectura para las culturas Lambayeque y Chimú”, mencionó.

Añadió que tras retirar estos importantes hallazgos se descubrieron, a más de 2 metros de profundidad, una destacada construcción de carácter ritual y al parecer de uso privado perteneciente al período conocido como Horizonte Medio 2 (800-950 d.C.), una época en que las élites mochicas clásicas desaparecen para formar un nuevo sistema de organización política, social y territorial, regidas bajo las influencias de las culturas Cajamarca y quizá Wari.

“Estos importantes descubrimientos arqueológicos permiten conocer por primera vez arquitectura religiosa, patrones ideológicos y costumbres funerarias del final del Horizonte Medio, época de tránsito de las sociedades mochica hacia Lambayeque”, subrayó.

Durante las excavaciones se recuperaron valiosos testimonios de fragmentos de cerámica que pertenecerían a las culturas Cajamarca, Wari, Mochica y estilos diversos de la costa central como Pachacámac y Casma.

Confirma grandeza de cultura mochica

Por su parte, el director del Museo Tumbas Reales de Sipán, Walter Alva, manifestó que el complejo arqueológico de Huaca Santa Rosa está ubicado en la parte central y media del valle Lambayeque frente a Sipán.

“Es casi el lado opuesto a Sipán completando lo que siempre ocurre en las grandes culturas, siempre hay dos, una dualidad constante un santuario al sur, un santuario al norte”, apuntó.

Añadió que en Sipán, el mundo mochica, parece que termina, previa ocupación con entierro Chimú–Inca, pero en Santa Rosa es otra situación a pesar que esta tan cerca.

“Aquí tenemos ocupación y construcción sucesivas desde la época Chimú-Inca y estamos encontrando indicios de la cultura mochica. La parte más importante es el momento que se llama horizonte medio, donde hay una sucesión de culturas. Aquí intercambian cerámica de la época final de la cultura mochica, mochica tardío, cerámica Wari o influencia Wari, tenemos cerámica Lambayeque temprano y tenemos hasta fragmentos de cerámica niveria que viene de la zona de Lima. Este fue un gran centro de intercambio cultural llamémosle una especie de zona franca”, explicó.

Alva agregó que en el lugar se halló además cerámicas de la cultura Cajamarca. “Este es un lugar que nos brinda una información extraordinaria sobre lo que ha significado el proceso de intercambio de la cultura que ha sucedido en Lambayeque y no es un sitio único, no es de una sola cultura”, advirtió.

Santa Rosa es un aliado estratégico

A su turno, el director de la Unidad Ejecutora Naylamp, Carlos Aguilar, expresó su reconocimiento a los arqueólogos Edgar Bracamonte y Walter Alva por los resultados del trabajo de investigación en la Huaca Santa Rosa y, a la comunidad del centro poblado Santa Rosa, al haberse convertido en aliado estratégico del museo Tumbas Reales de Sipán para gestionar la conservación y defensa del monumento arqueológico.

“Vamos a continuar la investigación arqueológica en Lambayeque, haremos la gestión necesaria ante el Ministerio de Economía y Finanzas y ante el Ministerio de Cultura para contar con el presupuesto necesario que haga posible dar continuidad a la investigación iniciada”, destacó.

A fines de diciembre del 2015, el Museo Tumbas Reales del Señor de Sipán inició los trabajos de excavación arqueológica en la huaca Santa Rosa de Pucalá.

Las investigaciones fueron dirigidas por el arqueólogo Edgar Bracamonte Lévano y asesoradas por Walter Alva, contando con la participación de seis trabajadores de la localidad de Pucalá y estudiantes de arqueología de la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo.

Estos trabajos forman parte del programa institucional de investigaciones arqueológicas del Museo Tumbas Reales de Sipán, apoyadas con fondos de investigación de este museo gestiona y el respaldo institucional y logístico de la Unidad Ejecutora 005 Naylamp, además de la colaboración voluntaria y desinteresada de la población de Santa Rosa de Pucalá y Arbulú, organizados en el Comité de Protección y Promoción de la Huaca de Pucalá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario