lunes, 4 de enero de 2016

Propuesta educativa de Julio Guzman endeudara a los estudiantes universitarios en bancos privados [Vídeo]


El candidato a la presidencia de Todos por el Perú,  Julio Guzmán, viene siendo criticado en redes sociales por su propuesta en referente a la educación. ¿Qué es lo qué propone Guzmán para el sector educación?

"Tenemos que apostar porque ningún joven que quiera estudiar se quede fuera. Nuestro programa Crédito 100 es un fondo de garantía de 400 millones de dólares, para que a través de la banca privada los estudiantes accedan al crédito. Y lo pagan cuando terminan de estudiar".

Los créditos los otorgarán las cajas municipales, los bancos. "El estudiante postula y le dan un crédito sujeto a un fondo de garantía que pone el Estado. Si el estudiante no paga se va a Infocorp, porque no hay lonche gratis. Y el banco lo recupera del fondo de garantía, pero el Estado pone el pecho por el estudiante", respondió en una entrevista en La República.

LAS CRÍTICAS

En redes sociales,  el Doctor en Ciencia Política y Gobierno de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) Eduardo Villanueva Mansilla escribió: "Hay suficiente información sobre métodos alternativos, incluidos el sistema original Pell, para que no se plantee (la propuesta de Guzmán) que en un país como el nuestro que está en manos de bancos con tasa de interés absurdamente altas, sea la solución recurrir a bancos".

En 2012. Andrew Ross, profesor de sociología en la New York University, escribió sobre este sistema lo siguiente: "Solo en ese año la deuda universitaria estadounidense,  superaba el billón de dólares (786.163 millones de euros), los cálculos que vaticinan que uno de cada cinco estudiantes será perseguido por impago -en 2005 se les prohibió declararse en quiebra-, dejó claro que el sistema de préstamos a estudiantes es un negocio suculento para las instituciones financieras que se convierte en una trampa mortal para los jóvenes en tiempos de crisis".

"Es aún peor si aspiras a seguir estudiando tras la licenciatura", explica Barbara Adams, quien tras 10 años pagando su deuda decidió pedir otro préstamo para financiarse un doctorado en Sociología en The New School que cuesta 30.000 dólares (23.584 euros) al año. "Con el préstamo pagas la matrícula pero para vivir tienes que trabajar (ella es profesora en diversas universidades). Eso no te deja tiempo para estudiar así que el doctorado se alarga eternamente (ella lleva siete años) y las deudas también. Es una trampa, pero solo atrapa a los que no somos ricos. Si puedes pagar, tardas la mitad en escribir tu tesis. Sé que es mi problema haber decidido hacer un doctorado en una universidad cara pero si solo la gente con dinero tiene el privilegio de acceder a lo más alto de la educación es que el sistema está equivocado. ¿No nos habían vendido que el sueño americano consistía en que todos podíamos aspirar a nuestros sueños? La realidad es que el sistema educativo es brutalmente clasista".

No hay comentarios:

Publicar un comentario