sábado, 4 de junio de 2016

Montesinos tenía un celular en su celda de la Base Naval


La República tuvo acceso a un video y a las declaraciones de dos técnicos y un oficial de la Marina de Guerra del Perú, a través de los cuales se comunicó a la fiscalía penal de turno del Callao que el ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos tenía un celular en su celda del Centro Especial de Reclusión de Máxima Seguridad (CEREC) de la Base Naval del Callao.

La 2ª fiscalía penal del Callao inició las investigaciones respectivas de inmediato para saber cómo Montesinos Torres accedió al celular, quién se lo facilitó, desde cuándo y con quién o quiénes se comunicaba en el exterior.

Una primera diligencia se realizó anoche. Un grupo de ocho fiscales y personal de seguridad del CEREC efectuaron una requisa en la celda de Montesinos.

También se requisó el equipo celular y el cargador y se está revisando su memoria. Ya se han identificado dos números a los que hizo dos llamadas, entre las 8:17 y 8:35 de la mañana, del 3 de junio de este año. Otros números parecen haber sido borrados y el chip no era encontrado hasta el cierre de este informe. Pero las autoridades confían en recuperar la memoria del equipo e identificar el número que utilizaba Montesinos.

Toda esta situación pone en duda la seguridad de la prisión de la Base Naval, donde están recluidos los presos más peligrosos del país, comenzando por el cabecilla de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, y el jefe de la organización "Barrio King", Gerson Gálvez Calle, alias Caracol.

Las celdas

Según el video y los documentos, Montesinos intentó deshacerse del celular, marca LG, y del cargador. Unos días antes,el jefe del CEREC, el comandante de navío Marcos Torrecilla Usquiano, había solicitado al INPE llevar a cabo una requisa en la celda de Montesinos.

Esto explicaría por qué el ex asesor presidencial se desprendió del equipo telefónico que utilizaba para comunicarse con el exterior. Otra posibilidad es que ya se haya cumplido el objetivo por el que el aparato fue ingresado a la prisión de la Base Naval.

La República no pudo confirmar si el INPE había aceptado o no el pedido de la Marina y ya tenía programada una requisa.

El ex asesor de Alberto Fujimori ocupa dos celdas, la Nº 7 y la Nº 8, y un patio de la prisión especial de la Base Naval del Callao.

En el video, que por primera vez muestra el lugar de reclusión de Vladimiro Montesinos, se evidencia que el ex asesor de Alberto Fujimori vive cómodamente y sin aprietos evidentes.

De acuerdo con el video, de casi tres minutos de duración, y los documentos, a las 09:01 horas Montesinos solicitó agua hervida y se quejó de que su televisor presentaba problemas.

El registro de video comienza a esa hora. Se ve a Montesinos con casaca, corbata y pantalón de vestir, la indumentaria habitual que el ex asesor utiliza para asistir a sus audiencias en la sede judicial de la Base Naval.

Desde que ingresó a la Base Naval, en junio del 2001, Montesinos ocupa dos celdas. La Nº 7 que usa como dormitorio y la Nº 8 para las diligencias judiciales y reuniones con sus abogados.

Lo que se ve ahora es que también tiene un patio con macetas y plantas, mesas y sillas para recibir a sus visitas Además, al fondo, pegados a la pared, se observa una serie de lo que parecen ser archiveros o roperos.

Un portón metálico aísla la zona de Montesinos de las demás celdas que ocupaban los cabecillas de Sendero Luminoso y el MRTA, y más recientemente "Caracol".

El televisor

Segundos después se observa que un guardia de seguridad le alcanza el agua, que Montesinos pone sobre una mesa. Luego ingresan dos oficiales con uniforme. De acuerdo con el procedimiento de seguridad, dos agentes: el técnico William David Hidalgo Quintanilla y el teniente primero Edison Zagaceta Oblitas.

Inmediatamente, Hidalgo Quintanilla ingresa a la celda Nº 7 junto con Montesinos. Zagaceta se queda en el patio observando. Según el procedimiento militar, ambos deben mirarse siempre. Así, cuando Quintanilla ya no es visible desde el patio, porque se adentra en la habitación, el teniente se acerca a la puerta.

Luego ambos se retiran. En el video se ve que Hidalgo Quintanilla sale con un bulto en el bolsillo posterior del pantalón y apenas es visible una bolsa negra, en el bolsillo delantero. Con la salida de los dos oficiales de la Marina termina el registro visual.

El relato del teniente

La historia restante la cuentan los documentos. Se trata de tres informes dirigidos al jefe del CEREC. En el primero, el teniente Zagaceta Oblitas refiere que al acercarse a la puerta, cuando Hidalgo deja de ser visible, nota una actitud sospecha entre el interno siete (Montesinos) y el técnico Hidalgo y observa un comportamiento nervioso de ambos.

El personal a cargo de la seguridad del CEREC utiliza número para referirse a los presos. El preso Nº 7 pidió agua, se escribió en los informes. Zagaceta señala que Hildago quiso subir a la parte superior de la celda de Montesinos, pero que lo detiene y le ordena ingresar a la sala de audio y televisión. Esto es visible en el video, pero al no tener audio, no es evidente. En todo caso, se ve a Montesinos haciendo señas hacia arriba, al teniente señalando hacia afuera e interponiéndose entre el recluso y el técnico.

En la sala de audio y TV, de acuerdo con el procedimiento, también interviene como observador y testigo el técnico Juan Nolazco Borja.

Allí, el teniente le pregunta al técnico Hidalgo qué tenía en los bolsillos. "Lugar este donde procedí a preguntarle sobre qué era aquello que tenía en el bolsillo izquierdo del pantalón, ante lo cual el citado técnico manifestó poseer solamente un cargador. Manifestado esto volví a preguntarle si estaba completamente convencido de su respuesta, ante la cual el citado técnico me manifestó tener un teléfono celular, procediendo a entregarme ambos materiales (celular marca LG y cargador)", refiere el teniente.

A las 10:40 de la mañana, el teniente Zagaceta informa de todo lo sucedido con Montesinos al jefe del CEREC. Además, de acuerdo con su informe todo se sigue desarrollando con normalidad y el ex asesor presidencial participa de sus diligencias judiciales con normalidad.

"Me obligó"

El segundo informe, elaborado por el técnico Hidalgo, corrobora la versión del teniente. "El interno Nº 7 solicita que se le verificara su equipo (TV) por presentar una mala señal. Posteriormente procedí a dar parte al jefe de servicio del CEREC, para lo cual ingreso al patio del interno Nº 7 acompañado por el jefe de servicio del CEREC", escribió.

"Al ingresar el interno se encontraba en la celda Nº 8, el mismo que volviera a manifestar que su TV estaba fallando para lo cual tuve que ingresar a dicha celda en presencia del jefe del servicio", agrega el técnico.

"Al ingresar –continúa– el interno se encontraba manipulando su TV, para lo cual opté por colocarme a su lado derecho y comencé a manipular el cable de la antena aérea. En esos precisos instantes, el interno colocó en mi bolsillo derecho un objeto y posteriormente me entregará en forma aparentemente discreta una bolsa negra".

La pregunta que no aclara el técnico Hidalgo es por qué no rechazó la actitud del recluso inmediatamente y aceptó , con su silencio, guardarle esos equipos.

El tercer informe, elaborado por el técnico Nolazco, da cuenta de lo que sucede entre el teniente Zagaceta y el técnico Hidalgo en la sala de audio y televisión. Refiere que Hidalgo le entregó un teléfono celular y un cargador al teniente Zagaceta.

Las llamadas

De acuerdo con la información entregada a la fiscalía, el equipo celular no tenía el chip y la mayor parte de su memoria había sido borrada. Solo se identificaron dos llamadas realizadas a los teléfonos 941966631 y 958379370.

De acuerdo con las primeras indagaciones, el Nº 941966631 pertenece a la joven Maricielo Inga Varillas y, antes del 2014, a una persona ya fallecida. El otro número está registrado a nombre de la señora Normandina Peña Peña.

La República marcó ayer ambos número para recoger la versión de estas personas, pero ninguno contestó. A nombre de la señora Peña se han identificado otros 16 números telefónicos prepago y pospago en Claro y Telefónica, por lo que es probable que alguien esté usando su nombre. Inga registra solo dos números: uno en cada compañía telefónica y uno estaría asociación a una red social de internet.

Aún no se conoce la versión de Montesinos o de su abogada, Estela Valdivia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario