domingo, 15 de enero de 2017

Empresa brasileña Camargo Correa negocia nuevo acuerdo con Fiscalía


La constructo­ra brasileña Ca­margo Correa, investigada en el Congreso y la Fiscalía de Perú por pagar pre­suntos sobornos a polí­ticos peruanos a cambio de ganar obras, estaría negociando con el Mi­nisterio Público de Bra­sil un acuerdo de cola­boración con la justicia que promete repercusio­nes más grandes que las delaciones de Odebrecht.

Según la revista brasi­leña ‘Veja’, el acuerdo se basa principalmente en dos puntos. El primero: que 40 directivos de Ca­margo Correa se acojan a la delación premiada y en­treguen información y do­cumentos que involucren en actos de corrupción a 200 políticos, entre ellos el actual presidente de Brasil, Michel Temer.




El segundo: la empre­sa debe comprometerse a “exhumar el cadáver” de la operación Castillo de Arena, que al final fue ar­chivado por la justicia ca­rioca debido a que la em­presa logró que la Corte Suprema declarara ile­gal todas las escuchas te­lefónicas consiguiendo que los documentos in­cautados no puedan ser utilizados en el juicio.

Si es que Camargo y Correa colabora con la Fiscalía de Brasil, tendrá repercusiones en el Perú, pues existe documen­tos incautados sobre pre­suntos pagos de sobor­nos a políticos peruanos por obras construidas en nuestro país.

Uno de esos elemen­tos probatorios es el pre­sunto depósito de USD 91 mil, a cuenta del pago to­tal de USD 6 millones, al empresario Josef Mai­man, amigo del expresi­dente Alejandro Toledo.

El nombre del presi­dente brasileño, Michel Temer, apareció 21 ve­ces en una hoja de cálculo de pago de sobornos, jun­to a los ministros Gilber­to Kassab (PSD) y Men­donça Filho (DEM) y los senadores Renan Calhei­ros (PMDB) y Romero Juca (PMDB), según la publicación.

Involucrada en Lava Jato y Castillo de Arena

La empresa Camargo Correa no solo estuvo involucrada en la investigación Castillo de Arena, sino que es una de las investigadas en el caso Lava Jato. La empresa colaboró, en el año 2010, con S/ 336 mil al partido Perú Posible, de Alejandro Toledo.

Las coimas

 La empresa Camargo Correa ejecutó obras por USD 987 millones solo entre el 2004 y 2011. Entre las obras más em­blemáticas están el tramo 4 de la Interocéanica Sur, la Planta de Huachipa y el proyecto Alto Piura.

Por ejemplo, una de las pruebas que aporta el caso Castillo de Arena es el nom­bre del exministro apris­ta Hernán Garrido Lecca, quien tendrá que responder por una acusación de la Po­licía de Brasil de presunta­mente haber recibido una coima de USD 1 millón du­rante su gestión, en el año 2008, para que esta gane la licitación de la planta de tratamiento de Huachipa.


Dinero para la ‘cúpula Apra’


Según el informe de la comisión Lava Jato, en las anotaciones en la documentación de la operación Castillo de Arena, con respecto a coimas en relación a los proyectos Huachipa, Puente Chino e Interoceánica se menciona los apellidos “Toledo” y “García”, pero también se menciona “cúpula APRA” al lado del nombre de Juan Sarmiento. Las empresas brasileñas al ganar las obras en Perú, conforme a las pesquisas, habrían obtenido del Estado peruano excedente liquidez financiera para la ejecución de más proyectos así como ventajas tributarias y cambiarias no justificadas. El Perú posiblemente fue utilizado como un paraíso tributario-financiero.

En la página 220 de la denuncia policial del caso Castillo de Arena, de la Policía de Sao Pau­lo, vinculado al caso Lava Jato, aparece una hoja en la que se aprecia, escrito con puño y letra, el seudó­nimo ‘Gordo’ que, según las pesquisas, responde­ría a la persona de Garri­do Lecca.

(FIN) Exitosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario