viernes, 24 de febrero de 2017

Desde territorio peruano la NASA podría estudiar exoplanetas


Perú tiene las condiciones para que la NASA profundice su investigación sobre las características de los planetas recientemente descubiertos y que permitirían en algún momento la migración humana, reveló el especialista de la Universidad de Ciencias y Humanidades (UCH) Avid Román.

El científico, quien es coordinador del Laboratorio de Investigación y Tratamiento de Imágenes (Inti-Lab), de esa casa de estudios,  indicó que el país tiene zonas muy elevadas y con cielo despejado, características indispensables para instalar grandes y potentes telescopios que posibilitan estudiar el espacio.

"Dos telescopios colocados en Chile, financiados por la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA), contribuyeron a este descubrimiento", precisó.



Para Román, Perú empezaría una línea de investigación con la adquisición de equipos que ayuden a los estudios de la NASA. Si bien reconoció que el Instituto Geofísico del Perú (IGP) es el llamado a liderar esa tarea, las universidades públicas –dijo– son las que deben tomar la iniciativa.

“Tienen más facilidades para acceder a los gobiernos regionales, que son los que manejan los territorios de su ámbito y que podrían cederlos para las investigaciones y convocar entidades para iniciar un proyecto conjunto de estudio”, comentó a la Agencia Andina.

Más investigación

Román, quien tiene un doctorado del Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia, manifestó que, tras el anuncio, la NASA tiene que profundizar sus estudios de los tres planetas ubicados en la zona de habitabilidad del sistema estelar descubierto, pues ya dio a conocer el tamaño, geografía y la presencia de océanos.

“Algunos aspectos como la atmósfera, si cuentan o no con oxígeno o aire limpio, son puntos que necesitan ser estudiados; así como también si tienen un campo magnético. La Tierra lo tiene y la ayuda a protegerse de la radiación del Sol y de los rayos cósmicos”, comentó.

A juicio del especialista, el mayor desafío de la NASA es superar las barreras de distancia y velocidad del viaje, pues se calcula que si en estos momentos se usara la tecnología existente para explorar uno de esos planetas, a la misión tripulada le tomaría un millón de años en llegar.

“El robot Curiosity, que lanzó la NASA como misión a Marte, demoró en llegar a Marte ocho meses. Este es solo un referente”, indicó.

Los siete exoplanetas descubiertos por la NASA pertenecen a otro sistema estelar cuya estrella, Trappist-1, es más pequeña que el Sol y posee menor luminosidad.

(FIN) Agencia Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario