martes, 14 de marzo de 2017

Docentes protestan por demora en inicio escolar en el FAZ


Un centenar de profesores del colegio emblemático Francisco Antonio de Zela efectuaron un plantón en la plaza de la Mujer exigiendo que se inicien las clases y agilicen las obras para culminar las baterías de baños que ejecuta el Programa Nacional de Infraestructura Educativa (PRONIED) y Ministerio de Educación.

La instalación de dos baterías son requeridas desde el año pasado por el plantel educativo que alberga a dos mil alumnas que estudian en 36 aulas prefabricadas desde marzo del 2016 en el colegio Jorge Basadre Grohmann al estar en construcción desde hace dos años el recinto del FAZ.

El subdirector de formación general del centro educativo, Julio Aguilar Ortiz, lamentó que las clases por la demora de las obras del PRONIED recién empiecen el 20 de marzo y no el 6 como se inició en toda la región de Tacna.




Acotó que la demora pone en riesgo el cumplimiento de las horas del dictado de clases y por ello de continuar la demora tendrían que completar las que falten en la temporada de vacaciones de medio año y los días feriados afectando a las menores.

En otro momento, el docente dijo que desde el inicio de las obras la institución educativa no recibe presupuesto para mantenimiento y afectar las actividades administrativas.

Sobre las obras civiles en el colegio emblemático indicó que estas debieron estar lista en julio del 2015 pero tras pedidos de ampliación de presupuesto e irregularidades de parte de la contratista el Ministerio de Educación resolvió el contrato y retomarse recién el año pasado con una nueva empresa.

El docente expresó su rechazo a que se ampliara hasta agosto el plazo de entrega de los trabajos, a cargo hoy en día del consorcio Mapacho.

Anotó que ante la demora se tuvo una reunión con representantes del Pronied para dar celeridad a las obras y donde las autoridades del GRT y el sector educación se comprometieron a disponer sus buenos oficios para instar al ministerio la culminación de los trabajos y no afectar las clases.

Advirtió que si las clases no inician este 20 de marzo las menores se quedarían sin vacaciones de medio año y tendrían que acudir a clases los sábados y días feriados. Otro problema era el mantenimiento de la malla raschel en el ambiente cedido en la IE Basadre, que cayó tras el ventarrón del 2016 y recién está en mantenimiento.

(FIN) Diario Correo

No hay comentarios:

Publicar un comentario