martes, 28 de marzo de 2017

El puente Solidaridad de Castañeda y la planta Huachipa de García están en la mira de la Fiscalia


La Contraloría General de la República ha puesto en marcha una auditoría a la Empresa Municipal Administradora de Peajes de Lima S.A. -EMAPE, por la construcción de los puentes "Solidaridad", "Los Libertadores” y “Panamericana Norte”, así como las escaleras en la Costa Verde. Del mismo modo, está investigando las presuntas irregularidades en el contrato para la ejecución de obras “Lotes 1, 2 y 3 – Bocatoma, Planta de Tratamiento de Agua Potable de Huachipa y Ramal Norte”.

Por un lado, la auditoría a las obras realizadas por la gestión del alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, busca evaluar los procedimientos administrativos llevados a cabo para ejecutarlas, tras la fuerte controversia que se desató luego de la caída del Puente Solidaridad por la crecida del río Huaycoloro.

Estas investigaciones acaban de arrancar; sin embargo, la Contraloría ya tiene indicios de ciertas irregularidades en el contrato del proyecto Lotes 1, 2 y 3 – Bocatoma, Planta de Tratamiento de Agua Potable de Huachipa y Ramal Norte, realizada durante el segundo gobierno de expresidente Alan García.



La auditoría ya identificó cinco incongruencias en este proyecto, en el que se gastaron 304 millones 600 mil dólares. Un aspecto clave de la investigación es que esta obra fue adjudicada, en el 2008, al Consorcio Huachipa (integrado por la empresa brasileña involucrada en presuntos casos de corrupción, Camargo Correa, y la compañía francesa OTV).

Según las investigaciones, las irregularidades habrían ocasionado un perjuicio económico de 91 millones 858 mil soles al Estado peruano.

¿Cuáles son algunas de estas irregularidades? Las sospechas se dan desde la firma del contrato, pues Sedapal lo suscribió con el Consorcio Huachipa fuera de plazo y la empresa OTV no estaba inscrita en el Registro Nacional de Proveedores, como manda a ley.

Otro proceso que causa suspicacia es la construcción del reservorio Túpac Amaru, debido a que Sedapal autorizó el reemplazo de la construcción de dos reservorios ubicados en el Parque Zonal Sinchi Roca, en el distrito de Comas y Cerro Tinaja, en la jurisdicción de San Martín de Porres, por uno solo denominado Túpac Amaru, ubicado en el Asentamiento Humano Año Nuevo en Comas, bajo el argumento de que había dificultades para la construcción de los mismos. Nunca se hizo un estudio técnico y esto generó un sobrecosto de 21 millones 643 mil 044 soles. ¿Raro, no?

También se encontraron irregularidades en la puesta en marcha de la Fase II y III del proyecto y la recepción de las obras.

Los resultados de esta fiscalización han sido remitidos a la Fiscalía Supraprovincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios Primer Despacho, según informó la Contraloría.




En la mira de la Fiscalía

El titular del Ministerio Público, Pablo Sánchez, dijo que está a la espera de los informes de la Contraloría para actuar inmediatamente, tanto en el caso del puente Solidaridad como en el de la plante de Huachipa. "He dispuesto que la Presidencia de la Junta de Fiscales de Lima, por lo menos, tome nota de estos hechos y que los fiscales hagan las investigaciones iniciales”, dijo en Ideeleradio.

“Apenas nos llegue una comunicación, una noticia criminis o una denuncia sobre un dato de corrupción vamos a actuar de inmediato. Aquí no vamos a transar con nadie”, subrayó el fiscal de la Nación.

(FIN) La Mula

No hay comentarios:

Publicar un comentario