lunes, 27 de marzo de 2017

UNI lanza propuesta técnica para restituir ancho natural de cauce de los ríos


La Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) lanzó una propuesta técnica orientada a restituir el ancho natural de los cauces de los ríos y quebradas, que incluye un plan de acondicionamiento territorial, tanto urbano como rural.

La iniciativa, que alude además la necesidad de encauzar los ríos en las zonas urbanas, plantea la construcción de defensas ribereñas y la reubicación de las poblaciones que pudieran estar en riesgo, debido a los desbordes que ocasionan las lluvias intensas en las partes altas de la sierra.

Señala que la proyección de las obras de ingeniería debe respetar la condición natural de los ríos, aunque eso implique un costo inicial mayor, así como considerar los efectos hidráulicos como avenidas máximas, socavación y cauces erráticos.



Los recientes acontecimientos climáticos que afectan a vastos sectores del territorio nacional motivan esta respuesta institucional y académica, con el propósito de mitigar los efectos destructivos de esos fenómenos naturales.

En el documento que contiene la propuesta, la Universidad Nacional de Ingeniería enfatiza que las lluvias y huaicos son fenómenos cíclicos que varían cada año en intensidad pero que no dejarán de ocurrir, más aún en un contexto de cambio climático mundial.

En ese sentido invoca a la población y a las autoridades de todos los niveles a que adopten medidas definitivas para mitigar sus efectos y propugna la participación de instituciones especializadas en la mitigación y reconstrucción de las zona devastadas. Es así que propone la incorporación de la UNI al Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN).

Plantea además que las leyes penales definan las responsabilidades de aquellas autoridades locales que autoricen, promuevan o titulen invasiones en terrenos del cauce de los ríos o de las quebradas por donde desciendas las aguas.

Otra iniciativa, de mayor enfoque social, plantea que se contemple en los programas del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, la reconstrucción de viviendas afectadas por las lluvias y las inundaciones, en emplazamientos adecuados.




Obras de ingeniería

El estudio de la UNI, realizado a propósito de esta emergencia climática, recuerda que las fallas de estructuras sobre los ríos están relacionadas a problemas hidráulicos, principalmente de socavación.

“Y si bien este es un fenómeno normal, se incrementa rápidamente cuando el cauce del río se reduce debido a la descarga de basura o desmonte, o por construcciones levantadas en terreno ganado al río.

El río Rímac está canalizado en 70 metros desde Acho a San Martín de Porres. El cauce ha sido invadido y angostado provocando inundaciones y derrumbes cuando trae su máximo caudal anual. Este ha llegado a caudales de 600 m3 /s (1925), 385 m3 /s (1941) y 380 m3 /s (1955) lo que, de repetirse, conllevaría a un desastre mucho mayor, pues el actual caudal está alrededor de 100 m3 /s.

Recuerda que en la mayoría de los ríos de la costa, la población asentada en los cauces naturales está expuesta a las crecidas y a los huaicos pues sus márgenes no cuentan con protección.

En el caso de Lima, los cauces de los ríos Rímac, Chillón y Lurín han sido reducidos en diversas partes, provocando un incremento de la velocidad del agua y, en consecuencia, socavación y profundización del cauce.


Acciones

Autoridades de la UNI indicaron que han entregado al INDECI el sistema informático SINPAD basado en Internet, orientado a la prevención y atención de desastres, sugiriendo que su rápida implementación servirá para atender la emergencia.

Desde que se intensificaron las lluvias y las secuelas de la alteración del clima, se constituyeron equipos de voluntarios, compuestos por el personal administrativo, académico y estudiantil para participar en acciones de limpieza de viviendas, en la entrega de víveres y otras tareas de mitigación del desastre.

La UNI respalda también iniciativas de voluntariado académico y profesional de egresados, docentes y estudiantes para participar en la reconstrucción y luego en la prevención, para lo cual han puesto a disposición del Estado sus institutos especializados en mitigación de desastres y tecnologías de las comunicaciones.

Es así que planteó reactivar el antiguo Instituto de Planeamiento de Lima, orientado en esta oportunidad al Planeamiento Urbano, Rural y Regional y al necesario ordenamiento territorial para aportar a una mejor respuesta del país ante los fenómenos naturales.

(FIN) Agencia Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario