martes, 23 de mayo de 2017

Cocktail de Caja Tacna afecta severamente la imagen de la gestión del Alcalde Lucho Torres


El cocktail por el 25° aniversario de la Caja de Ahorro y Crédito de Tacna le esta pasando factura a la gestión del alcalde de Tacna Luis Torres Robledo. Voces de diferentes sectores responsabilizan a la autoridad por la lesiva afrenta contra los héroes de Campo de la Alianza, situación que está dañando severamente su imagen política. Nada bueno para quien, según trascendidos, pretender ser el próximo gobernador regional de Tacna.

El día de ayer los integrantes del Patronato de los Defensores del Campo de la Alianza expresaron a la prensa que fueron sorprendidos por la Caja Tacna, dijeron que autorizaron un evento patriótico y no un cockatil. Por otro lado, la Directora de la Dirección Desconcentrada de Cultura negó que haya otorgado ningún tipo de autorización a la Caja Tacna a través de un comunicado oficial. Estas declaraciones fueron transmitidas a los ciudadanos luego del linchamiento público al que fueron sometidas las instituciones patrióticas y culturales por la sociedad civil en las redes sociales y emisoras locales.




Para la opinión pública el gran responsable de este acto frívolo y negativo contra el honor de los defensores de Tacna es el alcalde de la ciudad, quien tiene injerencia en la Caja Municipal y en el Patronato de los Defensores del Campo de la Alianza, es juez y parte.

Tanta ha sido la indignación colectiva que los amigos y aliados políticos de Torres han tenido que salir a hacer control de daños, ya que el aniversario de la Caja Tacna les está costando caro en términos políticos y esto puede afectar sus aspiraciones electorales.

Uno de sus principales aliados políticos, Fernando Rondinel Días, trata desde el día de ayer de amainar el escándalo y en lo posible de voltear la noticia. Primero trató de minimizar el hecho, pero no le dio resultado. Como no pudo contrarrestar el mensaje e impedir su crecimiento, empezó a menoscabar a los mensajeros, acusándoles de tener doble moral, de patrioteros y chauvinistas; tampoco dio resultado.

La siguiente estrategia fue buscar un chivo expiatorio para salvar de las críticas a Lucho Torres, a quien por cierto, no ha mencionado para nada. Así, el Patronato de los Defensores del Campo de la Alianza fue seleccionado como cabeza de turco. Surrealista pero cierto, de ser "engañados" por la Caja Tacna, pasaron a ser los sibaritas inconscientes que propiciaron la afrenta inmoral contra la dignidad de Tacna.




La idea que quiere socializar el veterano aliado de Torres es que la Caja Tacna no es la única culpable del hecho, los culpables son todos, hasta usted, menos la gestión de alcalde por supuesto. Como no concurrimos a limpiar el complejo monumental somos igual de irresponsables y superficiales que los funcionarios de la Caja Tacna. Así se voltea la noticia, pero tampoco esta dando resultado. ¿Qué sigue? Qué los implicados pidan disculpas públicas y asunto resuelto. Empero el daño ya esta hecho.

Seguramente miles de ciudadanos de Tacna se harán esta pregunta, muy oportuna además. ¿Habría actuado de igual modo el propietario de Radio Uno si esta actividad la hubiese realizado alguno de sus enemigos políticos, Ordóñez, Carita o Castro?

A pesar de las tretas para salvar la imagen del futuro candidato a gobernador de Tacna, un amplio sector de ciudadanos sabe quien fue el responsable político del reprochable hecho, que inexorablemente tendrá su costo efectivo el 2018.  Como dicen los abuelos "en la puerta del horno, se quema el pan".

No hay comentarios:

Publicar un comentario