miércoles, 17 de octubre de 2018

Fuerza Popular: Testigo reveló la operación para lavar aportes de dinero sucio


Podría haber más detenciones. El testigo declaró que Keiko Fujimori, Pier Figari y Ana Herz le pidieron buscar aportantes falsos para ingresar fondos entregados por empresarios que no querían aparecer. Según la Fiscalía, así se ocultaron los 1,2 millones de dólares entregados por Odebrecht.

La lista de detenidos por el presunto lavado de activos realizado por Fuerza 2011, hoy Fuerza Popular, para ocultar aportes de origen ilícito en las elecciones del 2011 podría seguir incrementándose en los próximos días.

Hasta el momento hay 15 detenidos, sumando los cuatro capturados entre el lunes y el martes. Hay otros nueve prófugos. Las detenciones se han visto impulsadas por nuevas declaraciones del testigo protegido TP 2017-55-3.

Testigo protegido

Este testigo, el 14 de octubre último, describió el esquema montado por el partido fujimorista para legalizar los presuntos aportes de origen ilícito entregados por Odebrecht y otros empresarios locales a la campaña de Keiko Fujimori, el 2011.

Además, reveló los nombres de todos los implicados, el rango que ocupaban en la estructura partidaria y el papel que cumplieron al ocultar el origen de los fondos ilícitos.

José Domingo Pérez y el juez Richard Concepción Carhuancho le han dado alta credibilidad al testigo protegido TD 2017-55-3. Explican que su versión coincide en parte con la ofrecida por la extesorera de Fuerza 2011 Antonieta Ornella Gutiérrez Rosati.

Gutiérrez declaró que había una contabilidad paralela, oculta, informal, en el interior de Fuerza 2011, que manejaban los líderes del partido y la tesorera alterna, Adriana Tarazona. Al no estar de acuerdo con esas forma de manejar la contabilidad, dice Gutiérrez, renunció al cargo de tesorera el 15 de diciembre del 2010.

Los implicados

El TD 2017-55-3 ha referido lo que ocurría en las oficinas de Keiko Fujimori, ubicada en el segundo piso, "ingresando por las escaleras a la mano izquierda", de la calle Bucaré 5590, Camacho, La Molina.

"Carmela Paucará Paxi, quien si bien tenía la nómina de secretaria del partido Fuerza 2011, en realidad cumplía funciones de secretaria personal de Keiko Fujimori. (Ella) es la persona que lleva la agenda personal de Keiko, sabe quién entraba y salía de esa oficina y actualmente viene realizando esa función en el local de la calle Morochucos 140, urbanización Santa Constanza, Surco", declaró el testigo protegido.

Luego agregó: "Ella (Carmela Paucará) lleva un control de las citas y reuniones que sostenía Keiko Fujimori desde hace años. En su computadora fija PC y en un móvil personal registraba las citas y reuniones, y las que no son oficiales las anotaba en una agenda que era un papel que lo destruía".

Paucará Paxi se entregó ayer a las autoridades y negó haber trabajado al lado de Keiko Fujimori en las elecciones del 2011. Reconoce que desde el 2014, efectivamente, colabora con el partido y Fujimori le indica quién la va a visitar, pero que no maneja ninguna agenda de visitas.

Ocultando el dinero

El testigo refiere que entre enero e inicios de febrero, Keiko Fujimori, Ana Herz de Vega, Pier Figari y Adriana Tarazona le indicaron que había dinero donado por empresarios que no deseaban aparecer en la lista de aportantes, porque no querían tener problemas posteriores en caso que el fujimorismo ganara las elecciones y no pudieran contratar con el Estado.

La Fiscalía considera que ese dinero sería el millón 200 mil dólares que la constructora Odebrecht y otros empresarios entregaron a la campaña de Keiko Fujimori y que ella debía suponer que se trataba de dinero ilícito, que buscaba asegurar su victoria electoral y pudiera retribuir los beneficios que Odebrecht quería lograr.

Entonces, según el testigo, con la anuencia de Keiko Fujimori, Figari y Herz indican que debía desarrollarse una operación para que los aportes de origen ilegal aparezcan registrados a nombre de terceras personas.

"Durante la conversación, Keiko Fujimori ratificaba lo dicho por Pier Figari y Ana Herz indicando que era una orden que debía cumplir. Keiko, Ana y Pier delegaron en Adriana Tarazona, como la persona que se iba a encargar de entregar el dinero", subrayó el testigo.

Efectivamente, según el TD 2017-55-3, luego de unos días, recibió una llamada de Paucará para que acuda al local de la calle Bucaré, a entrevistarse con Adriana Tarazona.

"En la oficina estaba Adriana Tarazona, conjuntamente con Erika Yoshiyama Koga, quien le entrega un talonario de recibos de aportes de Fuerza 2011, en un sobre de manila, indicando que eran los recibos que tenían que llenar para cada aportante".

Luego, Tarazona le entregó 20 mil dólares que tenía en un cajón de su escritorio, guardados en un sobre manila, para que sean ingresados a las cuentas del partido, por los falsos aportantes.

El testigo protegido dice que esta operación se repitió en febrero y marzo del 2011. En febrero, Adriana Tarazona le dice que hay 50 mil dólares, pero que en esa ocasión solo le entregaría 20 mil dólares, en efectivo.

Mientras que en marzo, cuando se encontraba en la oficina presente Keiko Fujimori y Ana Herz, Pier Figari lo vuelve a enviar con Tarazona y le entregan otros 10 mil dólares.

Congresistas

El testigo aseguró que el entonces congresista Alejandro Aguinaga le confió que en la primera vuelta también le habían pedido buscar falsos aportantes para registrar aportes. Lo mismo les habían pedido a los congresistas Cecilia Chacón, Ricardo Pando, Carlos Raffo, Héctor Becerril, Rufilio Neyra, Federico Pariona, Pedro Spadaro y Martha Moyano.

Pérez Gómez está buscando verificar esta información para tomar acciones. Algunos de ellos ya no gozan de impunidad parlamentaria. En el caso de los que aún son congresistas, deberían ser investigados por el fiscal de la Nación, Pedro Gonzalo Chávarry Vallejos.

El testigo concluye su declaración diciendo que Vicente Silva Checa, un antiguo colaborador de Vladimiro Montesinos, era otro importante asesor de Keiko Fujimori, con capacidad de tomar decisiones, en el manejo partidario y económico. El fiscal tiene mucho trabajo y ganas de llegar al final.

Sala de Apelaciones revisa detención

- A partir de las 10:00 de la mañana, la 2ª Sala de Apelaciones de la Sala Penal Nacional, integrada por los jueces Cesar Sahuanay Casi, Iván Quispe Auca y María León Yarango, revisará la detención preliminar por 10 días de Keiko Fujimori, Jaime Yoshiyama, Augusto Bedoya, Adriana Tarazona, Marisol Valles y Erick Matto.

- Keiko Fujimori, Jaime Yoshiyama, Augusto Bedoya y Adriana Tarazona estarán presentes en la audiencia y podrán dirigirse al tribunal, después de las intervenciones de sus abogados y del fiscal Rafael Vela Barba.

- Es probable que el tribunal resuelva de inmediato, teniendo en cuenta que estará en el día 8 de la detención preliminar una decisión posterior devenida en ineficaz, si la va a revocar. La sala debe verificar si había motivos urgentes para que se dicte la detención.

- La abogada de Keiko Fujimori, Giuliana Loza, ha calificado la decisión como injusta y considera que no había motivos para detener a la líder de Fuerza Popular. Loza también criticó que de un día para otro, con la sola declaración de un testigo, se detuviera a cuatro colaboradores de Fujimori.

- El fiscal Rafael Vela defenderá la detención preliminar en un momento clave. El jueves, José Domingo Pérez pediría la prisión preventiva para los 24 que tienen detención preliminar.

(FIN) La República

No hay comentarios:

Publicar un comentario